Un juez rebajó la pena al líder de 'la Manada' de Callosa al retrasarse su juicio por maltrato

Tres de los detenidos por violar a una joven en Callosa. / guardia civil
Tres de los detenidos por violar a una joven en Callosa. / guardia civil

El magistrado condenó al joven a 31 días de trabajos en beneficio de la comunidad tres años después de que agrediera a otra chica

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

El líder de 'la Manada' de Callosa d'en Sarrià, Joffre G. T. B., de 22 años, fue condenado a trabajar 31 días en beneficio de la comunidad por un delito de lesiones en el ámbito familiar tras una rebaja de pena por las dilaciones indebidas que retrasaron el juicio. El joven ecuatoriano fue detenido en el verano de 2015 en Benidorm por propinar un bofetón y una patada a su novia, que entonces era menor de edad, y causarle lesiones que requirieron asistencia médica.

Los violentos hechos tuvieron lugar en la madrugada del 6 de julio de 2015 durante una discusión que mantuvo la pareja en el hotel donde trabajaba Joffre. Tras instruir la causa el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de La Vila Joiosa, el fiscal pidió un año de prisión para el procesado tras tipificar los hechos como un delito de lesiones en el ámbito familiar, pero la fecha del juicio no se fijó hasta el 12 de noviembre de 2018.

Tres años después de la agresión, la acusación y la defensa llegaron a un acuerdo y solicitaron al magistrado titular del Juzgado de lo Penal número 5 de Alicante que dictara una sentencia de conformidad. Además de los 31 días de trabajos en beneficio de la comunidad, el juez condenó a Joffre a pagar una indemnización de 350 euros a la víctima por las lesiones que le causó, dictó una orden de alejamiento del individuo con respecto a su exnovia por un período de dos años y le prohibió también la tenencia de armas durante el mismo tiempo.

La víctima protestó, gritó, dijo varias veces «no» y mordió a uno de los jóvenes mientras la violaban La Guardia Civil busca a más chicas que podrían haber sido agredidas sexualmente por el grupo

El cabecilla de 'la Manada' de Callosa tiene otra condena por un delito contra la seguridad vial por conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Como ya informó en su edición de ayer LAS PROVINCIAS, Joffre fue el único de los cuatro jóvenes encarcelados que respondió en el juzgado a las preguntas formuladas por todas las partes tras ser detenido por la violación en grupo de una joven de 19 años. El individuo manifestó que había consumido cocaína y gran cantidad de alcohol.

La Policía Local de Callosa d'en Sarrià y la Guardia Civil detuvieron a los cuatro jóvenes el día de Año Nuevo tras ser sorprendidos por la madre y dos hermanos de uno de ellos cuando agredían sexualmente a la chica en una planta baja. Uno de los familiares acudió al retén de la policía para denunciar que los cuatro amigos «tenían en un sótano a una joven desnuda y en estado de embriaguez que necesitaba asistencia médica».

Cuando los agentes llegaron al lugar, la víctima estaba llorando y desorientada. Tras detener en ese momento a tres de los cuatro agresores, la Guardia Civil les intervino los móviles y encontró en uno de ellos un vídeo de la violación que acababan de cometer. Los investigadores visionaron los cinco minutos y 33 segundos de grabación, con el consentimiento del propietario del teléfono y delante de su abogado, y constataron que los cuatro detenidos se coordinan para agredir sexualmente a la chica mientras ella protesta, grita, dice varias veces «no» y llega a morder en los dedos a uno de los violadores.

Los investigadores del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Vila Joiosa continúan las pesquisas y buscan a más jóvenes que podrían haber sido drogadas y violadas por los cuatro jóvenes ahora encarcelados. Los agentes también están realizando indagaciones para identificar a un varón que está implicado en una de las tres nuevas denuncias por agresiones sexuales presentadas contra Joffre.