El joven ahogado en la Malvarrosa se metió al agua de madrugada tras salir de una discoteca

Efectivos de Cruz Roja y Policía Local ayer junto al cadáver en la Malvarrosa. / efe/biel aliño
Efectivos de Cruz Roja y Policía Local ayer junto al cadáver en la Malvarrosa. / efe/biel aliño

El fallecido, que estaba acompañado por un amigo, se introdujo en el mar tras dejar su ropa en la arena

S. C.VALENCIA.

Amanecer trágico en la Malvarrosa de Valencia. A primera hora de la mañana un helicóptero sobrevolaba la zona a muy baja altura mientras un par de embarcaciones navegaba muy cerca de la playa. Al mismo tiempo, un nutrido grupo de policías locales y nacionales recorrían la arena a pie o en quads.

Era el espectáculo que se encontró Federico a las 8.15 horas de ayer sábado mientras corría con unos amigos por el paseo de la Malvarrosa. Todavía no había sombrillas ni se habían instalado las tumbonas, pero el ajetreo en la playa era llamativo. «Enseguida pensamos que había pasado algo, que alguien se había ahogado. A esas horas te encuentras gente que va a bañarse cuando salen de las discotecas», explicó.

No se equivocaba. Un joven de unos 20 años, que venía de Albacete con un amigo, entró en el mar a primeras horas de la mañana. Fuentes de la Cruz Roja señalaron que salió de la discoteca Akuarela y decidió darse un baño. Se desnudó y se metió en el agua. Pasados unos minutos y al ver que no volvía, su acompañante decidió llamar a Emergencias. Eran las 7.40 horas. Inmediatamente se montó un dispositivo de búsqueda. En el intento de rescate participaron una embarcación de Salvamento Marítimo, un helicóptero y numerosos agentes de la Policía Local y Nacional que recorrieron a pie o en quads la playa, además de miembros del equipo de la Cruz Roja. Más tarde se unieron buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil.

Un bañista que se encontraba en el agua se topó con el cadáver sumergido de la víctima

Los bañistas que se acercaron ayer a la Malvarrosa se encontraron inmersos en plena operación de rescate. «Hemos visto el helicóptero y el barco y nos han dicho que estaban buscando a una persona», cuenta Ana, que llegó a las once de la mañana.

Alonso suele aparecer sobre las 9.30 horas todas las mañanas en la Malvarrosa para poner las tumbonas. Pero ayer era un día especial. «Había mucho ajetreo, mucha policía y un helicóptero», indicó y añadió que los participantes en la búsqueda no eran muy optimistas sobre el rescate del joven.

El amplio dispositivo se mantuvo trabajando durante gran parte de la mañana sin éxito. Sobre las 13 horas, un hombre que estaba bañándose tropezó con el cadáver del joven. No era visible desde la superficie, ya que, según fuentes de la Cruz Roja, se encontraba semihundido en la arena y así había pasado desapercibido para el equipo de búsqueda y rescate.

Rápidamente se dio aviso de la aparición del fallecido. Los socorristas le trasladaron hasta la arena y le realizaron diversas maniobras de reanimación sin éxito. Había pasado mucho tiempo y no pudieron hacer nada para salvar su vida.

Según señalan las fuentes consultadas, el estado del mar no favorecía el baño, un factor que pudo influir en el fatal desenlace. Ya el viernes en la Malvarrosa ondeó la bandera roja, la misma que se mantuvo durante la mayor parte de la mañana de ayer. No fue hasta el mediodía cuando los socorristas izaron la enseña amarilla.

Fotos

Vídeos