Investigan si el ultraligero de Mallorca rozó la hélice del helicóptero con un ala

Investigan si el ultraligero de Mallorca rozó la hélice del helicóptero con un ala

El piloto de origen valenciano entre los siete fallecidos tenía 43 años y se asentó en Baleares con su pareja hace media década

J. A. MARRAHÍ/AGENCIASVALENCIA/PALMA.

La principal hipótesis sobre cómo pudo ocurrir el accidente aéreo en el que el domingo fallecieron siete personas es que el ultraligero, que acababa de despegar, tocó de manera accidental la hélice del helicóptero con una de sus alas. Así lo asegura el diario mallorquín Última Hora en la misma jornada en la que especialistas de Aviación Civil dependientes de Fomento comenzaban la investigación junto a la Guardia Civil.

Con motivo del choque, y según relatan algunos testigos, el helicóptero comenzó a dar vueltas sobre sí mismo, a echar una gran cantidad de humo. Según ahonda el rotativo balear, en cuestión de minutos comenzó a perder altura y se incendió. La avioneta también perdió altura y cayó en sentido opuesto.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno en Baleares, ayer se desplazaron a Inca, el lugar del siniestro, expertos de la Comisión de Investigación de Accidentes Aéreos de Aviación Civil. Los cuatro técnicos ya participaron en la investigación del accidente aéreo de Spanair de 2008 en el que fallecieron 270 personas.

De acuerdo con las mismas fuentes, desde ayer han comenzado a trabajar en dos frentes. El primero, reconstruir el máximo número de testimonios de las personas que presenciaron el siniestro entre Binissalem, de donde despegó el ultraligero, e Inca, donde se estrelló sobre las 13.30 horas del domingo.

El piloto Juan Vidal.
El piloto Juan Vidal. / Cati Cladera y ultima hora

Además, se va a realizar un minucioso análisis de la dispersión de piezas de las aeronaves y de los cuerpos en la zona que aportará información relevante. De igual modo, se revisarán uno a uno los fragmentos recuperados en busca de posibles deformaciones y roturas que traigan datos sobre la naturaleza de ese posible roce o impacto en el aire.

En el helicóptero viajaba una familia alemana formada por un matrimonio y sus dos hijos de 11 y 7 años. También el piloto italiano Cedric Leoni, de 44 años. Su trayecto aéreo se debía a la celebración del cumpleaños del padre. A los mandos del ultraligero estaba Juanjo Vidal Calero, de 43 años, y un amigo mallorquín, Gustavo Serrano.

Según fuentes de la Guardia Civil, Vidal nació en la localidad guipuzcuana de Tolosa, si bien su familia reside en Valencia, donde ha pasado la mayor parte de su vida. Al parecer, y según publican los medios mallorquines, el piloto de origen valenciano se asentó en Mallorca hace algo más de media década.

Además de un enamorado del aire, era, en general, un apasionado del deporte, la náutica y la bicicleta de montaña. Disponía del título de patrón de cabotaje y vivía en el Port d'Alcúdia junto a su compañera, con la que inició una relación sentimental hace más de diez años. No tenían hijos.

Familiares de Vidal se trasladaron ayer a Mallorca para hacerse cargo de sus restos mortales y acompañar a su pareja. Según quienes lo conocían, Vidal había hecho recientemente vuelos con su ultraligero en Los Alpes y se había sacado el título de monitor de vuelo.

En agosto de 2003 fue el administrador único de Escuela Náutica Valencia SL. Su periplo empresarial en la Comunitat llevó poco después a Vidal a fijar en Valencia una nueva mercantil: Catamaranes Calero, de nuevo como administrador y socio único. Se dedicaba a la enseñanza de la náutica. En junio de 2016 sus negocios dieron el salto a Mallorca, donde levantó Servicios Aéreos y Marítimos Mallorca, con sede en un polígono de la localidad mallorquina de Alcúdia.