Investigan un posible maltrato animal en un recinto con siete vacas en Sagunto

Algunos de los animales del recinto investigado. / lp
Algunos de los animales del recinto investigado. / lp

Varias de las reses han muerto en los últimos días y vecinos denuncian que alimentaron al ganado para que no pereciera desnutrido

J. MARTÍNEZ/J. A. MARRAHÍ

valencia. La Guardia Civil ha abierto una investigación en torno a un recinto ganadero de Sagunto. Según la denuncia de algunos vecinos que residen en las proximidades, las siete vacas y un caballo que allí permanecían podrían haber sufrido maltrato animal, lo que desembocó en una inspección por parte del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona). Como indicaron fuentes proximas al caso, al menos tres vacas han perecido en los últimos días y los animales y ayer los animales ya no estaban en el lugar.

Según el propietario del terreno, que prefiere mantenerse en el anonimato, tiene alquilada la parcela a un vecino que sería el responsable de la explotación ganadera. Dicho alquiler comenzó hace tres años y, según manifiesta, ha sufrido problemas a causa de los impagos por parte del ganadero. El dueño ignoraba cuál era el estado de los animales, pero no los vecinos de la zona. Ellos dieron la voz de alarma al apreciar su delgadez extrema y aparente debilidad.

De hecho, y como confirmaron fuentes de la investigación, algunos de los residentes optaron por llevar comida a los animales, preocupados por lo que comprenden como un posible caso de desnutrición por parte del ganadero responsable.

La alarma generada desembocó el miércoles en una inspección por parte del Seprona para determinar cuál era el estado de los animales e identificar al responsable de las reses y el equino. Comprobaron que al menos tres vacas habían muerto en los últimos días. En la intervención estuvieron acompañados por especialistas en veterinaria de la Conselleria de Medio Ambiente. A consulta de LAS PROVINCIAS, este departamento autonómico confirmó que ya se había producido una supervisión de las instalaciones en el mes de julio, si bien no pudieron concretar si se ha confirmado el maltrato animal o hay abierto algún expediente sancionador. Los animales ya no se encontraban ayer en el recinto ganadero.

El pasado 9 de agosto, la Guardia Civil arrestó a un hombre de 59 años en Benicarló por un delito de maltrato animal. Tenía cinco perros adultos y seis cachorros en evidente estado de abandono, desnutridos, enfermos y con golpes.

Perros en mal estado

La actuación de la Guardia Civil se inició el día 9 de agosto, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que varios cachorros de perro se encontraban en muy malas condiciones, según fuentes de la Comandancia provincial. Tras conseguir la pertinente orden judicial, accedieron al domicilio el día 10 para recoger a los animales. En una primera entrada, los agentes rescataron a un perro adulto que mordió a uno de los guardias. La lesión fue leve. Además, encontraron a seis cachorros y pudieron comprobar el estado de deterioro de los animales.

Al día siguiente, regresaron al lugar para rescatar a otros cuatro perros adultos que se encontraban en muy malas condiciones. Todos carecían de chip y no consta que hubieran sido vacunados o tratados. Los canes fueron atendidos y tratados por un veterinario de la localidad y, posteriormente, fueron trasladados a una protectora.