Investigan si el entrenador de fútbol detenido en l'Horta violó a uno de los menores

Una furgoneta de la Guardia Civil, junto a los juzgados de Catarroja. / v. martínez
Una furgoneta de la Guardia Civil, junto a los juzgados de Catarroja. / v. martínez

Un juzgado de Catarroja envía a prisión al joven de 22 años, que acababa de terminar Magisterio y llevaba varios años vinculado al club

JAVIER MARTÍNEZ y JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

El joven entrenador de fútbol de un municipio de l'Horta Sud detenido por presuntos abusos sexuales a menores también podría haber protagonizado una agresión sexual con penetración a una de sus supuestas víctimas. Así lo indicaron ayer fuentes próximas a la investigación, después de que LAS PROVINCIAS avanzara ayer el arresto del sospechoso por parte de la Guardia Civil de Alfafar.

La instrucción del caso ha recaído en un juzgado de Catarroja que ayer ordenó su ingreso en prisión provisional. El joven entrenador bajo sospecha tiene 22 años y acaba de terminar Magisterio. Al parecer, lleva ya varios años entrenando a niños de distintas categorías en el seno del club, cuyo nombre y municipio omitimos para preservar al máximo la intimidad de los niños afectados. Según las mismas fuentes, entrenaba a pequeños, pero también ayudaba en la formación deportiva de infantiles y cadetes.

Como informó este diario, por el momento hay cuatro denuncias de alumnos suyos de entre 13 y 16 años, todos chicos. Las alarmas en torno a la conducta del entrenador se dispararon el pasado sábado, cuando un menor acudió con sus familiares a denunciar unos presuntos abusos sexuales.

Después de este primer testimonio acusatorio, los agentes encargados de la investigación detectaron que podría haber más menores afectados. Localizaron a otros tres y los adolescentes denunciaron, igualmente, una presunta conducta delictiva del entrenador de fútbol contra su integridad sexual. En uno de los casos, una víctima incluso se refirió a una agresión sexual. Ante la gravedad de los hechos, la Guardia Civil procedió, ya el domingo, a la detención del sospechoso.

Al parecer, en el entorno del club ya había alguna sospecha por la tendencia del entrenador a besar y a abrazar a algunos de los chavales, pero no imaginaban que esta actitud pudiera estar acompañada de una intención sexual o enmarcada en la pedofilia. En el perfil de una de sus redes sociales, el entrenador detenido se muestra abrazando a un niño. En otra se retrata rodeado por dos menores.

Como es habitual en estos casos, la Guardia Civil investigará también sus archivos informáticos para comprobar si, además de los supuestos accesos carnales, realizó o acumuló fotos y vídeos de carácter pedófilo.

 

Fotos

Vídeos