Investigan el desplome que segó la vida de dos trabajadores

J. BATISTA

valencia. La Comandancia de la Guardia Civil de Teruel ha abierto diligencias de investigación para tratar de esclarecer las causas del accidente laboral que el viernes provocó la muerte de dos trabajadores en la carretera CV-363, dependiente de la Diputación de Valencia, a la altura de Arcos de Salinas, municipio de la provincia vecina. Así lo explicaron ayer fuentes de la Delegación del Gobierno, que añadieron que los cuerpos de los dos operarios fueron trasladados a Teruel para la realización de la autopsia tras el complicado levantamiento de los cadáveres, que se inició sobre las 16.30 horas.

Las pesquisas tratarán de determinar qué causó el deslizamiento de la ladera bajo la grúa que manejaban los profesionales, lo que provocó que el vehículo acabara cayendo por un barranco de unos 40 metros. Los fallecidos eran vecinos de Cartagena y Albacete.

Fuentes de la Diputación de Valencia explicaron ayer que la contratista que tiene adjudicado el mantenimiento viario de la zona había subcontratado a otra empresa especializada, a la que pertenecían, para realizar tareas de estabilización de la ladera. En el lugar de los hechos también estuvieron presentes técnicos del Ministerio de Trabajo.