Identifican a grupos de jóvenes cerca de la casa de los horrores

La parcela de Godella donde murieron los niños. / damián torres
La parcela de Godella donde murieron los niños. / damián torres

J. MARTÍNEZ VALENCIA.

La moda de los selfis o la afición de algunos frikis de visitar escenas de crímenes parece estar detrás de tres asaltos a la casa de Godella donde murieron Amiel, de tres años y medio, e Ixchel, que iba a cumplir cinco meses. Tras ser avisada por los vecinos y la abuela de los menores, la Policía Local acudió en varias ocasiones a la parcela e identificó a dos grupos de jóvenes cerca de la vivienda.

Los incidentes tuvieron lugar a mediados de abril. La Guardia Civil sospecha que rompieron el precinto policial para fotografiarse en la casa, pero los agentes que intervinieron no pudieron probar ningún hecho delictivo de los ocho jóvenes identificados el 12 de abril. Al día siguiente, la policía sorprendió a siete escolares a escasos metros de la parcela; y varios días después, alguien forzó una ventana y volvió a entrar en la vivienda.