El hombre de los dos mil tumores se enfrenta a penas de hasta 27 años de cárcel

El valenciano Paco Sanz, acompañado por agentes de la Policía Nacional, tras su arresto en marzo de 2017. / juanjo monzó
El valenciano Paco Sanz, acompañado por agentes de la Policía Nacional, tras su arresto en marzo de 2017. / juanjo monzó

Las acusaciones lo culpan de delitos de estafa, organización criminal, blanqueo de capitales y apropiación indebida

J. A. MARRAHÍ

La hora de la justicia se acerca para Paco Sanz, conocido como el hombre de los dos mil tumores y acusado de una masiva estafa junto a algunas personas de su entorno con la petición de donativos para un tratamiento asegurando padecer una enfermedad mortal. A la espera de que el fiscal del caso formule su escrito de acusación, ya empiezan a trascender lo que piden para él las acusaciones particulares que representan a algunas de las personas presuntamente engañadas. Cuando se siente en el banquillo, el valenciano se enfrentará a penas de hasta 27 años de cárcel.

Según ha podido saber LAS PROVINCIAS a través de algunos de los afectados, éste es el tiempo de prisión que Sanz debería cumplir, según una docena de víctimas entre las que se encuentran personas bien conocidas como el deportista y presentador Pedro García Aguado, el actor y humorista Santi Rodríguez o el actor David Muro.

Ellos, en el escrito de su abogado, consideran a Sanz responsable de delitos de estafa, blanqueo de capitales y organización criminal. Entienden que la enfermedad rara del síndrome de Cowden que se le diagnostico en 2009 para nada era mortal. Además, involucran en el supuesto ardid de Sanz a su padre, a su madre y a la que entonces era su pareja, una joven de 19 años.

El humorista José Mota o el presentador Pedro García Aguado, entre los famosos engañados

También ejerce la acusación particular, pero con otro abogado, un humorista que dio la cara por Sanz: el célebre José Mota. En redes sociales, se hizo eco de la supuesta lucha por la vida del valenciano e incluso llegó a entregarle tres mil euros. Mota estima que debería cumplir cuatro años de prisión por el engaño.

A estas acusaciones se suma una tercera, la de Alejandro Ruiz, el editor del libro 'Paco Sanz, una vida de sueños, una vida de lucha'. Ruiz, en su escrito de acusación de cara al juicio, estima que el hombre que decía tener dos mil tumores debe pasar 20 años en prisión por estafa, blanqueo de capitales, organización criminal y apropiación indebida. Además, implica a sus padres en el delito de organización criminal y a la joven expareja de Sanz en los delitos de apropiación indebida, estafa y organización criminal. También reclama un gasto de 10.000 correspondientes a la edición de un libro del que, según el editor, «Sanz dijo en redes sociales que había vendido 7.000 ejemplares»

Como ya informó este diario, la fortuna que amasó Sanz con los donativos o galas benéficas se esfumó en once viajes a Estados Unidos entre los años 2010 y 2012, un crucero de lujo y un gran número de compras en las mejores tiendas, tanto de aparatos electrónicos como de ropa, según se desprendía del sumario del caso. Las investigaciones de la Policía Nacional, con el rastreo incluido de los movimientos bancarios de 21 cuentas, permitieron descubrir que el presunto estafador y sus padres destinaban a su lucro personal el dinero que recaudaban. Con sus supuestas falacias y exageraciones sobre los diagnósticos de su enfermedad, Sanz engañó, siempre según la investigación, a más de 8.000 personas y se embolsó alrededor de 250.000 euros desde el año 2010.

El juicio contra el sospechoso llegará, previsiblemente, antes de verano y se celebrará en un juzgado de lo penal de Madrid. Es allí donde se interpuso la primera denuncia para un caso que recayó en el juzgado de instrucción 53 de la capital.