Un hombre armado se atrinchera seis horas en su casa de Gandía tras dar una paliza a su pareja

Los agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) detuvieron al maltratador tras derribar la puerta de su vivienda con un ariete

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la madrugada del domingo en Gandía a un hombre de 45 años, de origen español, como presunto autor de un delito de violencia de género, tras agredir a su pareja y atrincherarse en el domicilio bajo la amenaza de agredir a los policías si entraban y quitarse la vida. Mandó varios mensajes despidiéndose de sus allegados. Los agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) asaltaron el domicilio, derribaron la puerta con un ariete y detuvieron al maltratador después de que amenazara con suicidarse. El individuo colocó incluso muebles detrás de la puerta para dificultar la entrada de la Policía en el domicilio.

Los hechos se iniciaron en la tarde del sábado en Gandía cuando los agentes fueron comisionados a una calle de la localidad donde había una mujer desorientada y muy nerviosa que al parecer había sido agredida por su pareja.

Los agentes de la comisaría de Gandia se dirigieron inmediatamente al lugar donde tras atender a la mujer y solicitar servicios sanitarios para ser asistida, averiguaron que ésta presuntamente había sido agredida por su pareja en su domicilio. Al parecer tras una fuerte discusión le habría golpeado con puñetazos en la cara y cabeza, arañado y puesto un cuchillo de cocina en el cuello, mientras le amenazaba de muerte. Además este episodio, supuestamente no habría sido la única agresión ya que en ocasiones anteriores ya le habría agredido tanto física como psicológicamente con insultos y amenazas.

Los policías acudieron al domicilio en el que se encontraría el agresor, negándose a abrir la puerta, y entablando una conversación a través de la misma a la vez que contaba tener varios cuchillos en su poder y la intención de quitarse la vida, así como de agredir a los policías si accedían y posteriormente quitarse la vida.

Los agentes, mientras trataban de tranquilizarlo y convencerle para que abriera la puerta, averiguaron que había enviado varios mensajes a sus allegados despidiéndose y contando que se iba a quitar la vida. Los policías para evitarlo se retiraron del lugar y establecieron las vigilancias oportunas hasta que los GOES accedieron a la vivienda sobre la 01:00 horas de la madrugada y redujeron al sospechoso que trató de coger un cuchillo para autolesionarse pero fue evitado por los policías. El detenido tenía a su alrededor numerosos cuchillos.