Un hombre de 75 años aparece asesinado en el garaje de su casa en Orihuela

Un guardia civil en un camino donde apareció un cuerpo. / J. monzó
Un guardia civil en un camino donde apareció un cuerpo. / J. monzó

La muerte violenta del residente de origen belga eleva a tres los casos criminales ocurridos en la provincia de Alicante en sólo una semana

J. A. MARRAHÍ

valencia. La Guardia Civil ha abierto una investigación tras lo que parece ser un nuevo caso criminal en la Comunitat y de nuevo en Alicante. Un hombre de edad avanzada apareció el jueves con claros signos de violencia en el garaje de una vivienda de la pedanía de Torremendo, en Orihuela. En sólo una semana la provincia alicantina acumula tres casos criminales tras la aparición de un hombre de 80 años con signos de asfixia en un piso de Alicante y la muerte de una mujer presuntamente por acción de un conocido en Elda.

Según se desprende de las primeras investigaciones, la nueva víctima es un residente de origen belga de 75 años que, al parecer, habitaba solo en una casa en un bloque de adosados. El cuerpo sin vida fue descubierto sobre las siete de la tarde y fue un vecino quien dio la voz de alarma. El hombre entró en el garaje del domicilio al ver que la puerta de acceso estaba abierta y así se produjo el macabro hallazgo.

Acto seguido, una patrulla de la Policía Local de Orihuela se presentó en el lugar y confirmó el fallecimiento con aparentes signos de violencia. Luego lo confirmaron los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil que ahora se han hecho cargo de la investigación. Es posible que la muerte de la víctima no se produjera el jueves, sino días atrás, puesto que el vecino manifestó que la puerta del garaje llevaba varios días entreabierta. Será la autopsia ya ordenada por el juez lo que establecerá la data exacta de la muerte para centrar las investigaciones.

Un vecino descubrió el crimen al acudir a la casa porque el garaje llevaba varios días entreabierto

Agentes de Policía Científica de la Benemérita realizaron ayer por la mañana una minuciosa inspección ocular de la escena del homicidio y el pertinente reportaje fotográfico en busca de pruebas. Por el momento, la Guardia Civil de Alicante no ha ofrecido más datos sobre el tipo de lesiones que presentaba la víctima o el posible móvil, al hallarse todavía las pesquisas en un punto muy incipiente.

La provincia de Alicante está viviendo, con la llegada del verano, un repunte de los homicidios. El pasado sábado 29 de junio otro hombre mayor de 80 años apareció en su casa de la ciudad de Alicante con signos de asfixia. El caso está en manos de la Policía Nacional y, por el momento, no ha trascendido ningún arresto.

La otra víctima es la mujer de 37 años que perdió la vida el domingo al caer de ocho metros de altura a un patio de luces en Elda. Un amigo de 52 años fue arrestado inicialmente por no prestarle el debido auxilio pese a ser testigo del suceso, pero la investigación de la Policía Nacional lo sitúa ahora como presunto autor de la muerte de la mujer. Ha ingresado en prisión como sospechoso de homicidio.