Hallan a una joven semidesnuda, ebria y con signos de haber sufrido una violación en Valencia

Un sanitario entra en el Hospital Clínico. / irene marsilla
Un sanitario entra en el Hospital Clínico. / irene marsilla

Una mujer encontró a la víctima sin pantalones en una calle de Valencia y la policía investiga si fue drogada en una discoteca por dos individuos

JAVIER MARTÍNEZ

La policía ha abierto una investigación para identificar y detener a los agresores sexuales de una joven que fue encontrada semidesnuda en una calle de Valencia y con signos de haber sufrido una violación. La víctima tiene 27 años, había salido de fiesta con una amiga y presentaba síntomas de embriaguez cuando fue auxiliada por una patrulla de la Policía Local en la madrugada del pasado miércoles.

Tras recibir el aviso de que una joven estaba semiinconsciente entre dos turismos en la calle Bernat Fenollar, dos policías locales acudieron con urgencia al lugar para auxiliar a la víctima. Eran las 6.40 horas de la madrugada. Los policías pidieron de inmediato una ambulancia tras localizar a la chica y comprobar que estaba aturdida y no llevaba pantalones.

La joven no sabía dónde estaba y no podía mantener una conversación coherente con los agentes, pero poco a poco fue recobrando la lucidez mientras era asistida por los sanitarios de un equipo de Soporte Vital Básico (SVB). La víctima explicó posteriormente a la policía que había estado en una discoteca de Valencia, donde bebió cerveza con su compañera de piso, y después su amiga se marchó y ella se quedó con dos jóvenes, pero no recordaba haberse quitado los pantalones ni cómo había llegado hasta la calle Bernat Fenollar.

La joven no sabía dónde estaba cuando fue auxiliada por la policía de madrugada en la calle

Lesiones en su zona genital

Tras ser trasladada al Hospital Clínico, la joven fue sometida a un completo reconocimiento médico en el que detectaron lesiones en su zona genital compatibles con una agresión sexual. Como establece el protocolo sanitario en estos casos, un médico avisó de inmediato al 091 para que la Policía Nacional se hiciera cargo de las investigaciones y de la ropa que llevaba la víctima en el momento que ocurrieron los hechos.

Los agentes de la Policía Local que auxiliaron a la chica encontraron sus pantalones junto a un árbol a escasos metros del lugar donde fue hallada la víctima en estado de semiinconsciencia. Poco antes, una mujer que pasaba por la zona había llamado al teléfono de emergencias 112 para avisar de que había visto a una joven semidesnuda en el suelo.

La Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía de Valencia asumió el caso y comenzó el miércoles a realizar indagaciones para identificar a los dos individuos que estuvieron con la joven en la discoteca. Los especialistas de la policía tomaron también declaración a la víctima para reconstruir los hechos y buscar posibles grabaciones de cámaras de seguridad. Además, los investigadores pidieron a los sanitarios que asistieron a la chica en el hospital que le realizaran análisis clínicos para determinar si había sido drogada por el autor o los autores de la violación.

En febrero de 2017, la policía investigó otra agresión sexual que sufrió una joven extranjera en Valencia después de que fuera encontrada con la ropa interior desgarrada, magulladuras en la cara y síntomas de haber sido drogada. La víctima estaba aturdida y no sabía qué le había pasado cuando fue auxiliada de madrugada por dos patrullas de la Policía Nacional en la calle Pepita Samper.