Un guardia civil fuera de servicio evita un atraco en una gasolinera de Massanassa

Momento del registro al sospechoso, cuando el agente descubre que porta un cuchillo de grandes dimensiones. /Guardia Civil
Momento del registro al sospechoso, cuando el agente descubre que porta un cuchillo de grandes dimensiones. / Guardia Civil

El agente persiguió al sospechoso tras verle circular por la V-31 a gran velocidad y con la matrícula pintada

LAS PROVINCIASValencia

Un guardia civil fuera de servicio evitó el pasado 3 de febrero un atraco en una gasolinera de Massanassa. El agente volvía a casa junto a su familia por la V-31 cuando observó un vehículo circulando a velocidad muy elevada por el carril izquierdo qque llevaba la matrícula delantera borrosa y no podía ser leída. Al sobrepasar el vehículo, el guardia civil también observó que la matrícula trasera estaba pintada de color blanco y era completamente ilegible.

El agente procedió entonces a comunicar vía telefónica el incidente para que una patrulla pudiese identificar y comprobar la situación. Mientras se comunicaba con las fuerzas de seguridad, el sospechoso coche realizó una brusca maniobra para cruzar los dos carriles derechos y desviarse hacia una estación de servicio en la localidad de Massanassa. El guardia civil procedió entonces a seguir al vehículo, entrando también en la gasolinera y estacionando cerca, para poder seguir los movimientos del conductor.

Desde la distancia, el agente observó cómo el varón entraba a la estación de repostaje con una gorra, el cuello tapado y la cabeza gacha, volviendo a salir de forma inmediata hacia el vehiculo para coger un objeto de color negro y acceder de nuevo al establecimiento comercial. Es aquí cuando el guardia civil decide bajarse de su vehículo y acceder a la gasolinera, al sospechar que el conductor pudiera cometer un atraco.

Una vez en el interior de la estación de servicio el agente se identifica como guardia civil de forma verbal y se acredita con su tarjeta profesional, tanto delante del empleado de la gasolinera como del sospechoso, indicándole a este último que se le iba a realizar un cacheo superficial para la comprobación de la existencia de algún arma u objeto que pudiera poner en peligro la integridad de los presentes.

Durante el registro, el agente incautó al sospechoso un cuchillo de 30 centímetros, que llevaba escondido en el interior de la chaqueta, y una pipa para fumar cocaína o heroína que portaba en los bolsillos del pantalón. Una vez cacheado y asegurado, retuvo al conductor hasta la llegada de la patrulla para poder proceder a su completa identificación al haber encontrado indicios suficientes para ello. Acto seguido llegaron al lugar dos agentes de la Agrupación de Trafico y tras registrar a esta persona por base de datos, comprueban sus antecedentes por una detención por agresión sexual en Granada, por lo que los agentes proceden a la detención de este varón de 35 años y nacionalidad española.