La Guardia Civil busca testigos de un atropello mortal en la V-30

Imagen de archivo de la V-30, en sentido Puerto. /Manuel Molines
Imagen de archivo de la V-30, en sentido Puerto. / Manuel Molines

La Policía Local detiene al conductor de un vehículo que volcó en una calle de Valencia y se negó a que le realizaran la prueba de alcoholemia

JAVIER MARTÍNEZ

La Guardia Civil de Tráfico ha abierto una investigación para esclarecer cómo murió un ciudadano francés de 47 años, Regis P. D., cuyo cuerpo fue hallado en la madrugada de ayer con lesiones propias de haber sufrido un atropello en la V-30 en el término de Valencia. El macabro hallazgo tuvo lugar sobre las 2.45 horas de la madrugada en el punto kilométrico 4,300 de la autovía de circunvalación en sentido hacia el puerto de Valencia, según informaron fuentes del Centro de Gestión de Tráfico.

Cuando los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil llegaron a la V-30, el vehículo que había atropellado al hombre no estaba en el lugar. Los guardias civiles realizaron las primeras indagaciones para la localización de testigos o conductores que podrían haber llamado al 112 tras ver el accidente o el cadáver. También inspeccionaron la calzada en busca de restos del vehículo y examinaron el puente de la carretera CV-400 ante la posibilidad de que el hombre se hubiese lanzado a la autovía con la supuesta intención de suicidarse.

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) se hizo cargo del caso para determinar si el peatón fue arrollado por un coche, cuyo conductor se habría dado a lo fuga, o se arrojó desde el puente y luego fue atropellado por un vehículo.

En otro accidente ocurrido sobre las 15 horas de ayer en Valencia, tres hombres de 31, 37 y 54 años resultaron heridos al chocar dos coches en la avenida de Tirso Molina a la altura de Decathlon. Dos patrullas de la Policía Local de Valencia acudieron al lugar para asistir a las víctimas y regular el tráfico. Uno de los conductores se saltó un semáforo en rojo.

Dos ambulancias trasladaron a los heridos a los hospitales La Fe y Clínico. El cruce donde chocaron los vehículos es un punto negro de Valencia. El 4 de mayo de 2017, una mujer de 34 años murió en otro accidente causado por un conductor ebrio en el mismo cruce. El individuo cuadruplicó la tasa máxima de alcohol permitida y dio positivo también en cocaína en el test salival de detección de drogas.

Otro accidente ocurrido sobre las 15.30 horas de ayer en la calle Asturias de Valencia se saldó con un herido al volcar un coche. La Policía Local detuvo al conductor del vehículo por negarse a que le realizaran la prueba de alcoholemia.

 

Fotos

Vídeos