El grupo estuvo todo el día predicando

Los nueve evangelistas, todos de nacionalidad alemana y de entre 19 y 42 años, llegaron a Valencia hace dos semanas. Se desplazaban por la ciudad en dos coches de alquiler, según sus abogados. Sin embargo, el sábado 4 de agosto decidieron cambiar de transporte. El metro fue el lugar escogido por el grupo religioso para difundir sus mensajes. No obstante, las proclamas comenzaron mucho antes. Según un vendedor que trabaja en la Plaza de la Reina, los detenidos estuvieron profiriendo mensajes religiosos en la zona. Además, una pasajera del metro destacó en Twitter que se los encontró a las 18:30 en la estación de Xàtiva, volvió a coincidir con ellos en la calle y más tarde presenció la estampida que el miedo generó en los viajeros en la estación de Alameda.

Fotos

Vídeos