El fiscal pide 136 años de cárcel para un acusado de abusar sexualmente de 20 menores en el área metropolitana de Valencia

El acusado, durante el juicio en la Audiencia de Valencia./JESÚS SIGNES
El acusado, durante el juicio en la Audiencia de Valencia. / JESÚS SIGNES

El procesado declara en el juicio que no recuerda los hechos ocurridos en varias localidades próximas a la ciudad de Valencia

S.V.

La Fiscalía pide 136 años de prisión para un hombre que supuestamente abusó de una veintena de niños menores de edad. El acusado, Antonio P., español de 40 años, declaró durante el juicio celebrado este lunes en la Ciudad de la Justicia de Valencia que no se acordaba de los hechos.

Antonio P. está acusado de abusar sexualmente, pedir fotografías de carácter pornográfico y proponer relaciones sexuales a cambio de dinero o regalos a chicos de entre 13 y 15 años en diversas localidades del área metropolitana de Valencia. Los hechos ocurrieron entre abril de 2016 y marzo de 2017. La Fiscalía solicita provisionalmente para el implicado más de 136 años de prisión por diez delitos de prostitución de menor de 16 años, abuso sexual, ocho delitos de exhibicionismo y provocación sexual y un delito de corrupción de menores, cometidos contra un total de 20 víctimas.

El Ministerio Público pide aplicar al procesado, que fue detenido por la Policía Nacional el 27 de noviembre de 2017, la agravante de reincidencia, pues ya había sido condenado con anterioridad por la Audiencia de Valencia por un delito de abusos sexuales y un delito de corrupción de menores.

Entre los hechos delictivos que le imputaron durante la vista constan varios de prostitución a cambio de remuneración a menores, así como continuados actos de exhibicionismo y provocación sexual. Además, se le acusa de utilizar a menores de 16 para elaborar material pornográfico. Según la Fiscalía, Antonio contactaba con los menores vía redes sociales.

«No me acuerdo de la mitad de las cosas. No sé si tenía a los chavales que me cita en wasap», respondió Antonio a las cuestiones de la acusación. Ante la pregunta del fiscal sobre si en las fechas de los supuestos delitos mantenía relaciones sexuales con hombres, su contestación fue «creo que sí».

Tampoco explicó en la sala si mantenía contacto con niños menores de edad. En el teléfono móvil del acusado aparecieron conversaciones de wasap e Instagram, hecho que tampoco recuerda el acusado, aunque afirmó ser el único usuario del teléfono.

El supuesto autor de los hechos aseguró que de pequeño sufrió 'bullying' por bailar flamenco y que recibió asistencia psiquiátrica. «No tenía muchos amigos, la gente se apartaba de mí, tengo dos trastornos diagnosticados», afirmó. Antonio dejó entrever que había sufrido abusos sexuales durante su infancia.