Una familia británica irá a la cárcel por mentir sobre sus vacaciones en Benidorm

Turistas en Benidorm, en una imagen de archivo. /EFE
Turistas en Benidorm, en una imagen de archivo. / EFE

Los cuatro miembros reclamaron una compensación de unos 50.000 euros por una supuesta intoxicación alimentaria ocurrida en el hotel Aqua Magic Rock Gardens

J. A. MARRAHÍ | EFEBenidorm

Para alivio del sector turístico valenciano, la justicia británica ha empezado a ponerse seria con la ya conocida picaresca de visitantes ingleses que disfrutan de vacaciones gratis, y hasta ganan dinero, a costa de sus reclamaciones por falsas intoxicaciones alimentarias en hoteles.

Un tribunal de Liverpool ha condenado a cuatro miembros de una familia británica con penas de cárcel como consecuencia de una reclamación falsa contra el touroperador 'Jet2 Holidays' tras su estancia en un hotel de Benidorm en verano de 2015. Como ya informó LAS PROVINCIAS conductas como esta causaron ese año pérdidas de hasta seis millones de euros sólo en esta zona del litoral alicantino y llevó a la Conselleria de Turismo a tomar cartas en el asunto con quejas a las autoridades británicas.

Turismo en Benidorm

En este caso, turistas presentaron una reclamación y reclamaban una compensación de 50.000 euros por una supuesta intoxicación alimentaria ocurrida en el hotel Aqua Magic Rock Gardens de Benidorm.

La supuesta intoxicación la habrían contraído en junio de 2015, mientras pasaban sus vacaciones en el complejo hotelero. Michael, Claire, Jane y Janet aducían que aquellos días habían sufrido náuseas, diarreas, vómitos y dolor de estómago. Apoyaban su supuesto malestar con varios informes médicos que lo confirmaban.

Pero el tribunal destaca que, en esos mismos días, realizaron varias publicaciones en sus redes sociales ilustrándolas con frases como «las mejores vacaciones» o «disfrutando cada minuto», acompañados con imágenes en las que se les veía consumiendo alcohol.

Ante estas evidencias, cada uno ha sido condenado a tres meses de prisión y a pagar 842 euros. De momento, la pena ha quedado suspendida por dos años, de manera que si no cometen ningún delito en ese tiempo y cumplen con los pagos, podrán eludir la prisión.

Fuentes de la cadena Magic Costa Banca, responsable del hotel, han destacado que «siempre» mantuvieron «que era una denuncia falsa porque los alimentos que se sirven cumplen con todas las garantías de salubridad». Según estas mismas fuentes, la familia de británicos actuó movida por «la posibilidad de conseguir unas vacaciones gratis y un dinero extra. Se trataba de una táctica contra la que ya están actuando los tribunales británicos».

Por su lado, el director ejecutivo de Jet2 Holidays, Steve Heapy, ha asegurado que su compañía había advertido durante mucho tiempo sobre «las consecuencias graves de hacer denuncias falsas» y considera que la decisión del tribunal «demuestra lo serias que pueden ser». Esta picaresca cobró fuerza en 2015 y en los años anteriores, pero ha disminuido a medida que se ha descubierto como tal.

 

Fotos

Vídeos