Detenidos dos hermanos por estafar más de 760.000 € en bonos ficticios

Uno de los acusados, en el momento de la detención./Guardia Civil
Uno de los acusados, en el momento de la detención. / Guardia Civil

Ambos eran agentes de seguros y se podrían haber apropiado de una gran cantidad de dinero perteneciente a ahorros y herencias de particulares

EFE

Dos hermanos, ambos agentes de seguros, han sido detenidos en Almoradí (Alicante) acusados de haber estafado 768.00 euros en «bonos de inversión» ficticios a más de una docena de clientes por toda la provincia alicantina, según un comunicado de la Guardia Civil.

A los arrestados, de 51 y 52 años, se les acusa de un supuesto delito continuado de falsedad documental y otro de estafa. Los dos han quedado en libertad provisional con cargos, a la espera de juicio, tras pasar a disposición judicial. La investigación arrancó cuando el instituto armado tuvo conocimiento de una posible estafa por parte supuestamente de dos agentes oficiales de una correduría de seguros, que también ejercían como agentes de inversión a nivel nacional.

Mediante documentación falsificada, los dos sospechosos se podrían haber apropiado de una gran cantidad de dinero perteneciente, en su mayoría, a los ahorros y herencias de particulares. Muchos de los afectados ni siquiera eran conscientes de que estaban siendo víctimas de estafa hasta que fueron informados por la propia Guardia Civil.

Los presuntos estafadores, en calidad de representantes legales de la empresa aseguradora, convencían a sus víctimas, abusando de la confianza de conocerse desde hace años, para que reclamasen el dinero invertido legalmente en la compañía y lo reinvirtieran en unos presuntos «bonos únicos de inversión».

Para animar a sus clientes, les ofrecían una supuesta rentabilidad, muy superior a la media -entre un cuatro y un seis por ciento-, y les alentaban argumentando que la empresa tenía una gran cartera de clientes, con un importe invertido de hasta unos ocho millones de euros. Los investigadores descubrieron que esos «bonos» eran en realidad una invención de ambos hermanos con la pretensión de apoderarse de lo invertido por sus víctimas.

Según la Guardia Civil, los perjudicados habían ido depositando su dinero en los citados bonos ficticios desde 2013, que se tenga constancia. Cuando solicitaban conocer o retirar el dinero de la compañía de seguros e inversiones, se daban finalmente cuenta de que nunca volverían a recuperar su dinero. Los agentes han localizado a víctimas de esta trama en diferentes puntos de la provincia alicantina, como, por ejemplo, Alicante, Elche, Almoradí, Torrevieja o Algorfa.

Más