Detenido tras una persecución uno de los condenados por arrojar ácido a un joven

Detenido tras una persecución uno de los condenados por arrojar ácido a un joven
J. MARTÍNEZ

El individuo huyó hace tres meses para eludir una pena de cuatro años y medio de cárcel, pero la Policía Local lo detuvo tras saltarse un control

Javier Martínez
JAVIER MARTÍNEZValencia

Uno de los cuatro condenados por arrojar ácido a un joven y desfigurarle la cara, José Ramón N. M., fue arrestado otra vez el pasado lunes en Burjassot en virtud de una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión que dictó el pasado 25 de julio la Audiencia Provincial de Valencia. El individuo huyó hace tres meses para eludir una pena de cuatro años y medio de cárcel, pero la Policía Local de Valencia lo detuvo el lunes tras una persecución después de que se saltara un control policial con otro individuo.

El tribunal que juzgó a José Ramón N. consideró su complicidad como «un segundo nivel de colaboración» en la brutal agresión que sufrió un joven que estaba sentado con dos amigos en la terraza de un pub de la plaza del Cedro. Un exboxeador sacó un vaso con ácido sulfúrico que llevaba en una mochila, arrojó el contenido a la víctima y huyó en un coche que conducía José Ramón N. La inductora de este cruel ataque, Ana E. L., y el autor material del mismo fueron condenados a 12 años de prisión, y el tribunal impuso una pena de cinco años cárcel a otro cómplice. Estos tres últimos procesados ingresaron en prisión para cumplir sus respectivas condenas, pero José Ramón N. huyó para eludir la prisión.

El pasado lunes, la Policía Local de Valencia detuvo a este individuo tras una persecución por varias calles de la ciudad. Los hechos se iniciaron sobre las 12.15 horas cuando el conductor de un coche se saltó un control policial en el cruce de la avenida de las Ferias y la calle Navarrés. Dos patrullas de la Policía Local persiguieron al vehículo y lograron interceptarlo poco después en la CV-35.

Los agentes identificaron a los dos ocupantes del coche, Javier N. J., de 35 años y conductor del turismo, y José Ramón N., que iba indocumentado y se hizo pasar por otro hombre para que no lo detuvieran. Los policías denunciaron al conductor porque dio positivo en el test de detección de sustancias estupefacientes, concretamente en cocaína, y trataron de identificar al otro ocupante con los datos que este les facilitaba.

Tras comprobar que les estaba mintiendo, los agentes pidieron el apoyo de otra patrulla de la Policía Local para trasladar al sospechoso a la Inspección Central de Guardia (ICG), donde otros policías lo identificarían plenamente. Y entonces, José Ramón N. emprendió la huida a la carrera, cruzó la autovía CV-35 y saltó un puente junto a la CV-30 con grave riesgo de ser atropellado.

Los policías locales pidieron el apoyo de varias patrullas y montaron con urgencia un operativo de búsqueda que posibilitó poco después la localización y detención del fugitivo en un edificio de la calle Guillem Agulló en la localidad de Burjassot. El individuo se escondió en el cuarto de los contadores eléctricos y lesionó a los dos agentes que lo apresaron al ofrecer resistencia y forcejear con ellos.

Poco después, los policías lo identificaron en el complejo de Zapadores y comprobaron que tenía pendientes dos órdenes de detención, una de ellas por haber huido tras ser condenado a cuatro años y medio de cárcel por la agresión con ácido que desfiguró la cara a un joven. Como ya informó LAS PROVINCIAS, la víctima no era la persona a la que querían destrozar la vida. El exboxeador se equivocó y arrojó el ácido sulfúrico a un hombre que tenía un parecido físico con el joven al que pretendían quemar la cara.

 

Fotos

Vídeos