Detenido tras perforar el tímpano a su mujer de un bofetón ante sus hijos en Torrent

Detenido tras perforar el tímpano a su mujer de un bofetón ante sus hijos en Torrent

La brutal agresión fue presenciada por los cuatro niños del matrimonio, pequeños de corta edad | La Policía Nacional arresta en Torrent al maltratador, que seguía conviviendo con la víctima pese a tener una orden de alejamiento

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

El enorme peligro de reconciliarse con un maltratador queda de nuevo plasmado en una crucial intervención de la Policía Nacional en Torrent. Los agentes arrestaron hace unos días en una finca de la localidad a un joven que presuntamente causó una seria lesión auditiva a su esposa, al perforarle el tímpano de un bofetón. A pesar de que sobre él pesaba una orden de alejamiento, la pareja llevaba varios meses conviviendo bajo el mismo techo, lo que supone un quebrantamiento de la medida judicial.

Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la tarde y en presencia de cuatro niños de corta edad hijos del matrimonio, lo que todavía agrava más los hechos por el profundo daño psicológico que entraña para los pequeños ser testigos de conductas violentas de sus padres. Según han reiterado los expertos en multitud de ocasiones, acaban normalizando estos comportameintos e incluso existe el riesgo de que los repitan con sus parejas en edad adulta.

Por causas que no han trascendido, el joven y su pareja acabaron enzarzados en una pelea a gritos. La disputa fue subiendo de tono hasta que él propinó un fuerte golpe a su esposa, tal y como pudieron reconstruir después los policías que acudieron a la casa.

La Sala del 091 actuó con gran rapidez. En menos de cinco minutos, una patrulla que realizaba labores de prevención en la zona se presentó en la vivienda para aclarar lo sucedido. Los agentes no tardaron en averiguar que, en efecto, el asunto era grave. Los niños lloraban aterrorizados y preocupados por su madre. Después de entrevistarse con la presunta víctima comprobaron que acababa de ser agredida y se volcaron en auxiliarla. Un examen médico posterior reveló una perforación de tímpano.

Una vez identificado el sospechoso, los policías consultaron sus bases de datos y comprobaron que sobre el joven, de 26 años, pesaba una orden de alejamiento relacionada con un episodio violento anterior en el que la policía no ahonda. Pero un hecho resultaba obvio: bajo ningún concepto debía estar junto a su pareja. Por eso, además del delito de malos tratos, la Policía Nacional le imputa un quebrantamiento de medida cautelar. Según indicaron fuentes de la Jefatura Superior, el joven, de nacionalidad española, ya poseía antecedentes policiales y ha sido puesto a disposición judicial.

Este caso de violencia machista se suma al ocurrido el jueves en Pedralba, en el que una mujer sufrió varias cuchilladas por parte de su compañero. La mujer pudo repeler el ataque con sus brazos y acabó sufriendo algunos cortes defensivos de carácter leve. La Policía Local de la localidad se presentó en el domicilio con rapidez, auxilió a la víctima y se llevó detenido al maltratador, un hombre de 38 años.

 

Fotos

Vídeos