Detenido el compañero de piso de un hombre al que amputaron el pene

Detenido el compañero de piso de un hombre al que amputaron el pene

La Policía descarta que el herido se autolesionase | El individuo había buscado en redes y páginas de contactos a alguien que realizara el 'encargo'y lo grabase

LAS PROVINCIASValencia

La Policía Nacional ha detenido al compañero de piso del hombre que hace una semana apareció desangrándose en plena calle, paseando por el centro de Zaragoza tras haber sufrido una amputación de pene, que dejó dentro de una bolsa de basura en su casa. Aunque inicialmente, y según la versión del propio herido, parecía que el individuo se había autolesionado, las investigaciones apuntan a que el autor de la lesión podría haber sido otro inquilino de la vivienda donde vivía la víctima.

Según informa el medio Heraldo, fue el detenido quien le cortó el miembro con el consentimiento de la víctima. Además, el afectado había estado buscando previamente por redes y páginas de contactos a personas que pudieran realizar el 'encargo' y además grabarlo, por lo que también se investiga ahora si el acusado pudo recibir algún tipo de contraprestación económica por realizar la amputación.

El hecho de que el corte fuera totalmente limpio, lo suficiente como para permitir el reimplante del miembro en una intervención quirúrgica, desatapó las alarmas de los investigadores para pensar que el acto podría haber sido producido a petición por otra persona.

Un reguero de sangre de 200 metros

El herido es un vecino de 33 años, de nacionalidad inglesa y residente en Zaragoza, que el pasado viernes protagonizó el polémico paseo por las calles de la ciudad. Fueron varios transeúntes quienes alertaron a la policía, que trasladó al hombre al Hospital Miguel Servet de la capital aragonesa. El herido dejó un reguero de sangre de 200 metros y podría haber muerto desangrado en la calle si no hubiese recibido atención policial y sanitaria tras registrar los avisos vecinales.

La víctima continúa recuperándose en el centro hospitalario, aunque se desconoce su estado de salud y si ha sido posible o no la reimplantación del miembro, que los agentes lograron recuperar en su vivienda. El miembro se encontraba en una bolsa de basura, que los policías entregaron a los sanitarios de la ambulancia.

Al parecer, el hombre se autoculpó en las primeras declaraciones, asegurando que se había realizado la amputación él mismo. Sin embargo, las autoridades siguieron investigando su entorno para determinar si había más personas implicadas. De no ser así, las fuentes policiales barajaban que la autolesión podría atribuirse a un problema psiquiátrico por el cual se encontraba bajo tratamiento o al consumo de sustancias estupefacientes.