Detenido el sospechoso del asesinato a golpes de un vecino de Ontinyent

La Policía Nacional cierra la calle en la que fue detenido el sospechoso, este sábado, en Ontinyent . /LP
La Policía Nacional cierra la calle en la que fue detenido el sospechoso, este sábado, en Ontinyent . / LP

La Policía Nacional esclarece el homicidio en sólo una semana e investiga una riña acompañada de un robo como posible móvil

J. A. Marrahí
J. A. MARRAHÍValencia

Ha pasado sólo una semana desde que José Horacio G. H., de 66 años, apareció muerto a golpes en su casa de Ontinyent. El crimen se descubrió a última hora del sábado pasado y, el sábado 13, la Policía Nacional ha arrestado a un hombre de 41 años y nacionalidad española, también vecino del municipio, como presunto autor del homicidio. El lunes, previsiblemente, será puesto a disposición judicial en los juzgados de Ontinyent.

El asesinato de Horacio ocurrió en su vivienda de la estrecha calle Teixidors, en concreto en el número 18. Según informaron en su día fuentes policiales, la víctima, un hombre conocido y muy querido entre los vecinos del barrio, murió a consecuencias de varios golpes en la cabeza. En la noche del sábado, minutos antes de las doce, la nuera del fallecido vio que la puerta de la vivienda estaba abierta y, sorprendida, avisó a los hijos de la víctima.

Al encontrar el cadáver de Horacio sus familiares acudieron de inmediato a la comisaría de la Policía Nacional, que se encuentra a escasos metros del lugar del suceso, para alertar de lo ocurrido. El levantamiento del cuerpo se llevó a cabo de madrugada y la Policía Nacional inició la investigación con el interrogatorio a posibles testigos y la inspección del escenario del crimen. En el interior de la vivienda había enseres y mobiliario muy revuelto, señal de un posible registro en busca de objetos de valor.

Crímenes de Ontinyent y Xàtiva

Tras una semana de pesquisas, comprobaciones y discretos seguimientos, la Policía Nacional logró identificar al posible autor del crimen: un vecino del mismo barrio que vive a pocos metros del lugar del homicidio. Varios coches patrulla cerraron ayer su calle, junto a la plaza de Santo Domingo, para evitar una fuga. Después se lo llevaron detenido, según ha podido saber LAS PROVINCIAS de fuentes policiales y personas próximas a la víctima. Según aseguran, trabaja en la construcción, es consumidor de droga y padre de un hijo. Los agentes cuentan con pruebas que lo incriminan, si bien no han trascendido más datos, puesto que el caso está bajo secreto de sumario.

Conocidos del barrio

Personas estrechamente vinculadas al fallecido definen a Horacio y al sospechoso como «conocidos» por su vecindad. Y relacionan el homicidio con una disputa entre ambos a la que siguió el supuesto robo de objetos personales de la víctima.

Según las mismas fuentes, la víctima fue golpeada con un objeto contundente y después desaparecieron de su vivienda una cadena de oro, una cruz y un ordenador, entre otros elementos de su propiedad. Todo apunta a que se desplazaron juntos a la vivienda donde se produjo el crimen y después el presunto autor se marchó dejando a Horacio malherido a golpes hasta que finalmente falleció por la gravedad de las lesiones.

Los meses de verano están trayendo un repunte de los homicidios en la Comunitat Valenciana. En lo que va de año, 17 personas han muerto asesinadas y siete de esos crímenes han sucedido en los meses de junio y agosto. La Policía Nacional todavía busca al sospechoso de la muerte de Isabel Elena Raducanu, la mujer rumana de 36 años que apareció degollada en Xàtiva el pasado 11 de junio.

A finales de este mes, un hombre de avanzada edad fue encontrado con síntomas de asfixia en una casa de Alicante, un caso en el que, de momento, tampoco hay arrestos. La Guardia Civil también busca intensamente al autor de la muerte de un ciudadano belga de 80 años que el jueves 4 de julio apareció con claros signos de violencia en el garaje de unos adosados en la pedanía de Torremendo, en Orihuela.