La detenida por la muerte de Gabriel Cruz llevaba un año saliendo con el padre del niño

Ana Julia, con Ángel Cruz./Efe
Ana Julia, con Ángel Cruz. / Efe

La ahora detenida llegó a Almería procedente de Burgos y trabajaba en un bar situado en la barriada de Las Negras

FRAN GAVILÁN Y EFEAlmería

Ana Julia Q. C., natural de República Dominicana y de unos 35 años, llevaba saliendo aproximadamente un año con Ángel Cruz, padre del pequeño Gabriel.

Al parecer, la ahora detenida en relación a la muerte del menor trabajaba en un bar situado en la barriada de Las Negras, concretamente en en el edificio de locales que se conoce popularmente como centro comercial. La mujer, que ha permanecido junto al padre del menor durante todos los días de búsqueda, había residido anteriormente en Burgos y posteriormente se trasladó a vivir a Almería en busca de trabajo.

La mujer, de origen dominicano, llegó en 2014 a la localidad de Las Negras, en Níjar (Almería). Ana Julia y su novio de entonces conocieron el lugar durante unas vacaciones y posteriormente inauguraron a medias un bar-cafetería en el único centro comercial de Las Negras. Sin embargo, la relación entre los dos se rompió un tiempo después, sin que haya sido concretado de forma exacta cuándo.

Familiares de Ángel Cruz señalan que la mujer conoció al padre de Gabriel hará aproximadamente un año, si bien la relación entre ambos no se habría consolidado, según ellos, hasta hace unos meses. Aseguran que no tenían demasiado trato con la mujer, aunque añaden que solía acudir casi todos los fines de semana a Las Hortichuelas con su pareja. Así lo hizo el día en el que desapareció Gabriel. A la hora en la que se perdió el rastro del niño, sólo ella y la abuela del pequeño estaban en la casa de esta última junto al menor.

La detenida llegó a afirmar durante una entrevista con TVE que el mismo día de la desaparición del niño ella misma había advertido al menor contra los desconocidos. "Esa misma mañana estuvimos desayunando y salió la conversación. La abuela y yo. Y le dijimos, 'Tú si ves un desconocido corre, no te pares'. Mira por dónde, ese mismo día desapareció el niño", declaró la arrestada ante las cámaras. Y agregó: "Solo no se iría, no se alejaba él, se marchaba de cada media hora y volvía... Se comía una manzana, una fruta, y volvía con los amigos. Pero es que ese día Gabriel no volvió".

Más información

Fotos

Vídeos