Una joven de 18 años acuchilla a su novio en Gandia por romperle el móvil

Una joven de 18 años acuchilla a su novio en Gandia por romperle el móvil

La agresora, que se encuentra en libertad tras abonar la fianza, fue la que llamó a Emergencias y acompañó a la víctima al hospital

EUROPA PRESSValencia

Una discusión por un móvil roto pudo acabar en tragedia cuando una joven de Gandia, al parecer, perdió los nervios y acuchilló a su novio.

Los hechos, según la Policía Nacional, tuvieron lugar sobre las 14.30 horas del pasado miércoles. Una joven de 18 años y su novio iniciaron una discusión por un motivo aparentemente tan trivial como es la rotura de un teléfono móvil. El ambiente se fue caldeando y en un momento de indignación, al parecer, la mujer cogió un cuchillo y asestó una puñalada en el estómago a su compañero. Con la misma rapidez cayó en cuenta de la magnitud de los hechos, cogió el teléfono y marcó el 112. Tras personarse la ambulancia, la joven se subió al vehículo para acompañar a su novio al hospital. Al llegar a Urgencias el herido, al que se le apreció una puñalada de unos dos centímetros en el abdomen, fue rápidamente atendido por los servicios médicos.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, los agentes procedieron a la detención de la joven que se encontraba a la espera de tener noticias sobre el estado de su novio. Los policías habían acudido al hospital alertados por el servicio de Urgencias que dieron parte de la situación una vez que se percataron de que estaban atendiendo a una persona herida por una puñalada. Una vez en el centro sanitario, los agentes se desplazaron hasta la sala de espera en la que se encontraba la joven. Allí, según el comunicado, se entrevistaron con ella. La versión que dio es que había mantenido una discusión con su novio porque le había «roto el teléfono móvil» y, «al tener un cuchillo en la mano», se lo había clavado. La mujer puntualizo que su intención no era hacer daño a su compañero. También explicó que había sido ella la que telefoneó a Emergencias, ya que su compañero no había querido avisar a los servicios sanitarios tras recibir la puñalada. Los policías procedieron entonces a la detención de la joven como presunta autora de un delito de tentativa de homicidio. La arrestada, sin antecedentes policiales, pasó ayer a disposición judicial. El magistrado, según fuentes judiciales, tras oír su declaración dictó su libertad provisional con cargos y previó el pago de una fianza de 5.000 euros. Tras abonar esta cantidad, la joven pudo abandonar las dependencias policiales. Además, el magistrado ha impuesto a la mujer como medida cautelar una orden de alejamiento.

 

Fotos

Vídeos