Detenida en Altea una pareja acusada de sustraer a su bebé de la UCI de un hospital de Palma

Hospital de Villajoyosa./Mario Ayus
Hospital de Villajoyosa. / Mario Ayus

Los servicios de protección de menores habían acordado la necesidad de llevar al recién nacido con una familia externa por una declaración de «desamparo y asunción de tutela administrativa urgente»

EFE

Una pareja ha sido detenida en Altea (Alicante) acusada de haber sustraído a su hijo recién nacido de la UCI de neonatos del hospital universitario de Son Espases de Palma, según ha informado hoy la Policía Nacional.

La detención la llevó a cabo la Guardia Civil y la Policía Local a requerimiento del Cuerpo Nacional de Policía, que llevaba el caso, según han señalado a Efe fuentes próximas a la investigación.

Los hechos ocurrieron el pasado 10 de julio, cuando supuestamente una pareja, ella de 20 y él de 23 años, se llevó del citado hospital a su bebé, pese a que los servicios de protección de menores habían acordado la necesidad de llevarlo con una familia externa por una declaración de «desamparo y asunción de tutela administrativa urgente«.

Al tratar de sacar al pequeño del hospital, la pareja fue perseguida por personal del centro sanitario, según ha informado la Policía en un comunicado.

Durante la huida, el bebé se les cayó al suelo pero los progenitores no se detuvieron y, tras recogerlo, huyeron en una motocicleta a gran velocidad en dirección contraria, «con grave riesgo para el menor», según la misma fuente.

La Policía Nacional comenzó las labores de búsqueda del bebé sustraído, así como de sus padres, a los que logró encontrar varios días después en la estación de tren de la localidad alicantina de Altea donde se les retiró al bebé, que fue trasladado rápidamente al hospital de Villajoyosa.

En el momento de la detención, la pareja iba acompañada de sus otros dos hijos menores, que también les fueron retirados de inmediato gracias a las gestiones realizadas por los servicios de protección de la zona.

Según ha informado la Policía, la pareja no cuenta con una residencia estable y, antes de tener al bebé, la situación de sus otros dos hijos ya había sido declarada de riesgo por el consumo de drogas de sus progenitores y por la «escasa o nula colaboración» mantenida por la familia con los servicios sociales.

La pareja ha sido detenida acusada de un delito de sustracción de menores y otro contra los derechos y deberes familiares.

Fuentes cercanas al caso han indicado a Efe que un juzgado de Benidorm les ha retirado la tutela de los tres menores de edad.

 

Fotos

Vídeos