Desarticulada una red que estafaba a empresarios

REDACCIÓN

castellón. La Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado una organización criminal internacional dedicada a cometer estafas mediante la modalidad de 'phishing', falsificación de documentos públicos y blanqueo de capitales. En total, la operación se ha saldado con la detención de 21 personas tras 9 registros en Castellón y Málaga, donde intervinieron ordenadores, tarjetas bancarias, documentación, joyas valoradas en más de 4.000 euros y 17.800 euros en metálico.

Los investigadores también embargaron 78 cuentas bancarias, varios vehículos, uno de ellos valorado en 150.000 euros, y esclarecieron un blanqueo de capitales de cinco millones de euros. Los agentes registraron dos domicilios y tres empresas de cerámica de Castellón, donde detuvieron a 15 personas.

La operación se inició en Lalín (Pontevedra) y en Jaén ante las denuncias interpuestas por dos empresarios que fueron víctimas de sendas estafas. Los detenidos contaban con una organización perfectamente estructurada y se ganaban la confianza de empresas, mediante acuerdos comerciales, para apoderarse de sus contraseñas bancarias y de grandes sumas de dinero. Los delincuentes desviaban el dinero a numerosas cuentas corrientes que la organización había abierto mediante documentación falsa, teniendo como destino final determinadas empresas de cerámica ubicadas en Castellón.

De esta forma, la red blanqueaba el dinero con exportaciones de material que enviaban hasta Nigeria. La actividad de esta organización se realizaba en España, Holanda, Chipre, Curaçao, Ucrania, México, Suiza, Alemania, Dinamarca, Singapur, Reino Unido y Estados Unidos.