Una banda traficaba con equipos de visión nocturna para armas desde EE UU y Rusia

Uno de los equipos de visión nocturna. /LP
Uno de los equipos de visión nocturna. / LP

Los agentes arrestan a un miembro de la reden Valencia e intervienen más de doscientas piezas valoradas en casi un millón de euros

J. A. MARRAHÍValencia

Una operación conjunta desarrollada entre la Guardia Civil y la policía germana ha permitido desarticular una red que se dedicaba, presuntamente, al contrabando de un peculiar material: equipos de visión nocturna para armas de fuego. Los agentes de la Benemérita han detenido a una persona en Valencia y hay otra que figura en calidad de investigada y que residía en Alemania. Les imputan un delito continuado de contrabando y otro contra la propiedad industrial.

En la operación, los investigadores se han incautado de 204 equipos de visión térmica y nocturna valorados en más de 900.000 euros. Tal y como ha informado el instituto armado a través de un comunicado, el detenido en Valencia se dedicaba supuestamente a importar desde Estados Unidos varios equipos de visión nocturna de segunda y tercera generación, en su mayoría para armas.

De acuerdo con las mismas fuentes, la ilegalidad radica en que el comercio exterior de este tipo de material está catalogado por la Unión Europea como de defensa, doble uso u otros materiales. Es decir, no deben estar al alcance de cualquiera y su uso está restringido sólo para determinados profesionales debidamente acreditados.

Pero se suma otra ilegalidad relacionada con su movimiento entre países. Según detallan desde la Guardia Civil, los sospechosos no contaban con las preceptivas licencias y despacho aduanero de estas mercancías, ocultando la verdadera naturaleza de los productos. Además, suplantaban las marcas de los equipos. De esta manera, trataban de hacerlos pasar como de fabricación propia. Este tipo de componentes, añade la Benemérita, son «muy utilizados por los narcotraficantes que operan en el campo de Gibraltar». Según las averiguaciones de los agentes encargados el caso, eran importados desde Rusia.

Cinco registros

La Guardia Civil y la Policía Alemana llevaron a cabo cinco registros domiciliarios en Valencia y en la localidad alemana de Wiesbaden. En estas entradas e inspecciones, los agentes intervinieron 204 euros y 5.500 dólares en metálico. Además, hallaron dos rifles dotados de silenciador y etiquetas para falsificar los equipos y un vehículo de alta gama.

Las investigaciones han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia. La Fiscalía de Frankfurt también ha intervenido en las pesquisas.

EFE

Temas

Armas