Los crímenes machistas repuntan con víctimas más jóvenes

Agentes de la Guardia Civil trasladan al sospechoso a la casa de Vinaròs en busca de pruebas. / efe
Agentes de la Guardia Civil trasladan al sospechoso a la casa de Vinaròs en busca de pruebas. / efe

Los homicidios se doblan en España y la Comunitat está a la cabeza en número de casos junto con Andalucía y Madrid

Juan Antonio Marrahí
JUAN ANTONIO MARRAHÍValencia

Ni los juicios, ni las condenas, ni las campañas de concienciación, ni los pactos... Nada parece frenar la bestia de los crímenes machistas que sigue fulminando a mujeres día tras día, semana, tras semana. Como avanzó LAS PROVINCIAS hace unos días, las denuncias por casos de violencia de género alcanzaron un récord en la Comunitat. Pero el peor dato es que los asesinatos están en pleno repunte, tanto en España como en la Comunitat Valenciana, donde además este año aparece un preocupante denominador común: víctimas muy jóvenes que no superaban los 35 años. La última de ellas es Nelea, la joven moldava de 26 años residente en Vinaròs cuyo cuerpo sin vida fue descubierto por la Guardia Civil en un descampado de Ulldecona.

El asesinato de Nelea eleva a 16 los crímenes machistas registrados en lo que va de año en España. Se han doblado, puesto que el 8 de abril de 2018 el Gobierno contabilizaba siete muertes, según las estadísticas de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Llama poderosamente la atención que sólo en un caso existía denuncia previa presentada por la víctima.

La Comunitat acumula hasta la fecha tres homicidios de mujeres a manos de sus parejas o exparejas durante este año, con lo que la región supera ya los dos crímenes que se produjeron en tierras valencianas durante todo 2017. Con esas tres víctimas, nuestra región aparece a la cabeza de España junto con Andalucía, y Madrid, ambas también con tres crímenes machistas. Otro enfoque: tal es el nivel del problema que de las ocho muertes por homicidio que se han producido hasta la fecha en la Comunitat, casi la mitad responden a la lacra de la violencia de género.

Sólo en uno de los 16 asesinatos cometidos en España este año había denuncia previa

Este año, además, los homicidios enmarcados en este problema se caracterizan por la juventud de las víctimas. La joven Sheila fue víctima del primer crimen del año en la Comunitat. Tenía 29 años cuando fue degollada presuntamente a manos de su pareja, Jorge B. C., de 34 años de edad, en la localidad alicantina de Planes. Fue el 9 de febrero.

Con la llegada de abril, más sangre derramada. El día 1, una mujer de 34 años de origen húngaro pereció tras sufrir varios golpes, de nuevo a manos supuestamente de su compañero sentimental, un ciudadano de 49 años de la misma nacionalidad. Y una semana después, se ha confirmado el terrible crimen de Nelea, la más joven de las tres víctimas, de sólo 26 años y con toda una vida por delante.

Concentración en Vinaròs en repulsa por el crimen.
Concentración en Vinaròs en repulsa por el crimen. / EFE

En este último caso, indican fuentes gubernamentales, la víctima no tenía ni hijos ni hijas menores de edad y no existían denuncias previas por violencia de género. Se suma, además, la evidente crueldad y sangre fría del agresor, que denunció su desaparición en un claro intento de despistar a los investigadores tras ocultar el cuerpo, descubierto el domingo en Tarragona.

Los ejemplos de la violencia machista están también en los tribunales. Según EFE, la Fiscalía reclama una condena de 19 años de prisión para un hombre de 59 años que supuestamente maltrató y violó en repetidas ocasiones a su esposa en el domicilio que compartían en la localidad valenciana de Carlet. Dicho infierno duró al menos cinco años, entre 2012 y 2017, hasta que la mujer puso fin a la relación.

Tres asesinatos

Planes.
9 de febrero. Una joven de 29 años muere degollada presuntamente a manos de su novio en la localidad alicantina.
Rojales.
1 de abril. Otro crimen en Alicante acaba con la vida de una mujer de 34 años en una zona residencial del municipio alicantino. De nuevo su compañero, de 49 años, es arrestado por la Guardia Civil como sospechoso.
Vinaròs.
7 de abril. La Guardia Civil descubre el cuerpo sin vida de la joven Nelea, de 26 años, en un descampado de Ulldecona. La pareja residía en un piso de Vinaròs y su novio, un rumano de 22 años, optó presuntamente por esconder el cadáver y denunciar su desaparición.

En el juicio por estos hechos, señalado para ayer en la sección primera de la Audiencia Provincial de Valencia, el acusado se enfrentaba a las acusaciones de un delito leve continuado de injurias, un delito continuado de amenazas leves, uno de agresión sexual, otro de maltrato en el ámbito familiar, amenazas graves, lesiones y violencia psíquica. Todo ello con la agravante de parentesco y género, tanto en el delito de agresión sexual como en el de amenazas.

La Comunitat acabó el año pasado con un techo histórico de casi 23.000 denuncias por casos de violencia de género, según los datos del Gobierno. Equivale a una media mensual de 1.900, algo más de 60 al día. Ante el aumento, la lectura positiva que realizan algunos expertos es que, quizá, más mujeres se están decidiendo a pedir justicia donde antes silenciaban su infierno.

Temas

Sucesos