Piden 7 años para el acusado de estafar 1.000 euros duplicando tarjetas bancarias en Valencia

Un aparato para copiar tarjetas./LP
Un aparato para copiar tarjetas. / LP

El presunto estafador está acusado de instalar una microcámara en un cajero de una gasolinera en Quart de Poblet

EFE

La fiscalía ha pedido una condena de siete años de prisión para un hombre acusado de haberse apropiado de 1.000 euros duplicando dos tarjetas de crédito mediante la instalación de un dispositivo con microcámara en un cajero ubicado en una gasolinera de la localidad valenciana de Quart de Poblet.

El juicio por estos hechos está señalado para este miércoles en la sección primera de la Audiencia Provincial de Valencia.

El supuesto delito se produjo en diciembre de 2015, cuando el acusado instaló el citado dispositivo con microcámara en un cajero automático de la avenida de las Comarcas Valencianas del citado municipio.

Cuando dos usuarios de la gasolinera utilizaron el cajero para extraer dinero en efectivo, el acusado, supuestamente, tuvo acceso a la numeración de sus tarjetas y a sus respectivas claves, lo que le permitió disponer de sus fondos.

Así logró estafar a dos usuarios y apoderarse de un total de 1.069 euros en una operación que trató de repetir al día siguiente, pero fue sorprendido por el propietario de la gasolinera, que alertó a la policía.

Tras utilizar el citado cajero, los clientes recibieron avisos en sus teléfonos móviles en los que se les informaba de que habían realizado extracciones de dinero en Nueva York u otros puntos de Estados Unidos, aunque realmente no habían salido de España.

Ni los afectados por esta estafa, que fueron compensados por la entidad bancaria emisora de las tarjetas, ni el propietario de la gasolinera reclaman nada en este juicio.

Sin embargo, la acusación que ejerce el Ministerio Público reclama una indemnización en la citada cantidad, más intereses, para CaixaBank, y una condena de siete años de prisión por un delito continuado de falsificación de tarjetas de crédito como medio para cometer un delito continuado de estafa.