Confiscadas 1,4 toneladas de cocaína que una red iba a desembarcar en Valencia

Varios de los paquetes de cocaína confiscados./LP / ALF SANTOS
Varios de los paquetes de cocaína confiscados. / LP / ALF SANTOS

El alijo de droga intervenido en Brasil estaba oculto en contenedores con hígados de pollo y tiene un valor de 48 millones

JAVIER MARTÍNEZ

La Aduana brasileña se ha incautado de 1,4 toneladas de cocaína, un alijo que una red tenía previsto desembarcar en el puerto de Valencia, tras inspeccionar un cargamento sospechoso en el puerto de Santos, la mayor terminal marítima del país. La droga estaba oculta en tres contenedores que transportaban miles de hígados congelados de pollo.

Los 1.425 kilos de cocaína fueron descubiertos por agentes de la Aduana en una inspección rutinaria tras seleccionar los contenedores mediante un procedimiento que establece criterios objetivos para detectar el envío de drogas, según informó la Administración Federal de Impuestos de Brasil.

La policía de este país se ha hecho cargo de las investigaciones para tratar de identificar y detener a los narcotraficantes que dispusieron el envío de la cocaína a Valencia. Los 1.425 kilos de droga intervenidos en Brasil tienen un valor aproximado de 48 millones de euros en España, según la Oficina Central de Estupefacientes, un departamento de coordinación policial que realiza informes sobre la calidad y el valor de las sustancias estupefacientes incautadas.

Brasil es el mayor exportador mundial de carne de pollo, motivo por el cual la red de narcotráfico eligió este cargamento para no levantar las sospechas de los agentes antidroga. En lo que llevamos de año, los funcionarios de la Aduana del puerto de Santos han realizado 29 incautaciones de drogas en contenedores con mercancías que los traficantes iban a desembarcar en diferentes ciudades europeas.

En poco más de seis meses, los decomisos en el puerto de Santos suman ya 13,6 toneladas de cocaína, un poco más de la mitad de las 23 toneladas de esta misma droga que confiscaron los agentes aduaneros en 2018. El 15 de abril de este año, la Guardia Civil intervino en una nave de Alquerías del Niño Perdido otro alijo de 300 kilos de cocaína que fue embarcado en el mismo puerto brasileño.