Condenado a seis años de cárcel un pirómano que arrasó 1.500 hectáreas en Bolbaite

Así quedó una de las zonas arrasadas por el incendio de Bolbaite en 2016. / jesús signes
Así quedó una de las zonas arrasadas por el incendio de Bolbaite en 2016. / jesús signes

El acusado, con deficiencias psíquicas, debe abonar 800.000 euros a los afectados por el incendio que asoló siete municipios

REDACCIÓN/EP VALENCIA.

Más de 1.500 hectáreas quedaron completamente arrasadas en junio de 2016 en un incendio en Bolbaite. El autor, un joven pirómano con deficiencias psíquicas, inició una quema de cañas y el fuego se extendió con voracidad por siete municipios. Ayer fue condenado en la Ciudad de la Justicia a cinco años y nueve meses de cárcel. Además, debe hacer frente a dos multas económicas. Una de 900 euros, a razón de cinco euros diarios durante seis meses, y otra por más de 800.000 euros para indemnizar a los afectados (367.609 euros por daños en 40 fincas rústicas), gastos de extinción del fuego por parte de la Generalitat (239.503) y daño ambiental (225.919).

El joven, que ahora tiene 22 años, declaró en el juicio no disponer de bienes a su nombre, ni vehículo, ni capacidad económica para hacer frente a la cuantiosa multa, que puede incrementarse, ya que se añadirán las indemnizaciones que correspondan por daños causados en otras propiedades que aún no se han peritado. No obstante, el juez explicó que ha tenido en cuenta como atenuante en la pena impuesta la situación psíquica del acusado, con un «límite intelectual y una edad mental de 12 años» y también que confesara los hechos.

El incendio, que tardó en extinguirse seis días, se inició en el término municipal de Bolbaite y se extendió a los de Chella, Anna, Sumacárcer, Estubeny, Sellent y Cotes. El fuego afectó a una superficie de 1.535,73 hectáreas de terreno forestal y a 90 hectáreas de terreno no forestal en dichas localidades. En estas zonas se encuentran dos lugares de Interés Comunitario, la 'Cova de la Moneda-Cotes', en la que las llamas afectaron a una hectárea, y el río Júcar.

Los hechos juzgados se remontan al 15 de junio de 2016 cuando, sobre las 19.15 horas, el acusado se encontraba en un barranco poblado de matorral y caña de la Partida El Prado de Bolbaite y con un mechero prendió fuego. Esta acción provocó un incendio que se inició a las 19.40 horas y que se extendió a la zona de vegetación próxima.

Las llamas obligaron a desalojar varias viviendas, y en la extinción intervinieron cuatro aviones y tres helicópteros, 12 brigadas de bomberos forestales, nueve brigadas de la Diputación, cinco agrupaciones de bomberos voluntarios, agentes medioambientales y técnicos forestales; 108 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) con distintos vehículos; seis patrullas del cuerpo de la CIA de Xàtiva (Valencia), Policía Local y Guardia Civil. Alrededor de 800 personas, entre brigadistas y bomberos, lucharon contra el fuego en las localidades afectadas.

Miembros de los cuerpos de seguridad sorprendieron al pirómano contemplando la propagación del fuego, que se dio por extinguido a las 20.59 horas del 21 de junio de 2016. El informe emitido por un perito ecotoxicológico adscrito al Instituto de Medicina Legal señaló que la incidencia del fuego en los terrenos afectados había sido «severa» y que había supuesto «un grave riesgo de perjuicio sobre el equilibrio de los sistemas naturales».

Más