Condenado a 18 años de prisión el joven acusado de matar a 'Maikel' a hachazos

Familiares de 'Maikel' en la entrada de la Audiencia Provincial de Castellón./Efe
Familiares de 'Maikel' en la entrada de la Audiencia Provincial de Castellón. / Efe

El juez considera probado que el acusado se concertó con otros dos menores ya juzgados y condenados por los mismos hechos para causar la muerte de la víctima el 6 de enero de 2017

EFECastellón

La sección primera de la Audiencia Provincial de Castellón, de acuerdo con el veredicto emitido por un jurado popular, ha condenado a 18 años de prisión al joven acusado de matar a hachazos a Miguel Navarro Fernández, 'Maikel', un joven de 24 años, en la tarde de Reyes del 2017, y al pago de una multa de 360 euros.

La Audiencia, que condena al joven por un delito de asesinato y otro leve de hurto, considera probado que el acusado se concertó con otros dos menores ya juzgados y condenados por los mismos hechos para causar la muerte de la víctima el 6 de enero de 2017, pues ésta reclamaba «insistentemente» a uno de ellos el pago de una deuda.

Así, la víctima accedió a la casa familiar de uno de ellos. «Tras fingir durante un tiempo un ambiente distendido en el curso del cual consumieron marihuana, cocaína y alcohol», según recoge la resolución judicial, «consiguieron que bajase al garaje de la casa».

Mientras la víctima se encontraba distraída y de espaldas buscando objetos que le pudieran interesar para saldar la deuda, el procesado y los otros dos menores le asestaron un total de once hachazos. Más tarde, el acusado, de acuerdo con los menores, registraron a la víctima y se apoderaron de dinero, sustancias estupefacientes, un teléfono móvil, alguna joya y una bicicleta. Así mismo, cavaron un hoyo en un huerto existente en las inmediaciones y enterraron el cadáver.

La sentencia, que puede ser recurrida ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, establece que el acusado «desplegó un comportamiento agresivo», dando los hachazos «de forma súbita e inesperada» para la víctima, que no pudo defenderse de la agresión.

 

Fotos

Vídeos