Condenado por amenazas a menores en Montserrat

I. G.

montserrat. El hombre acusado de amenazar y perseguir a varios menores en la localidad de Montserrat fue condenado por dos delitos de amenazas leves, por lo que ha sido sancionado con una orden de alejamiento de 50 metros durante tres meses. Además, no podrá comunicarse con Desiré, la menor cuya madre interpuso la denuncia, durante ese periodo y deberá abonar una multa.

Según los hechos probados de la audiencia, el condenado persiguió tanto a Desiré como a otros dos niños que la acompañaban durante unos diez minutos a una distancia de un metro. Desiré contó lo sucedido a su madre, Victoria, y al día siguiente hubo un encontronazo en el que Bernardo reconoció haber lanzado un botellín «por no ir a por ella de la rabia que tenía».

Según el gerente de la heladería donde se produjo el encontronazo, lo declarado por Bernardo no es verídico y aseguró que «testificó en su contra porque no está bien y no sabía ni lo que dijo».

Tras la sentencia, Victoria manifestó a este periódico que «una orden de alejamiento no es suficiente porque debería estar encerrado y esta decisión no le impide hacer daño a otros niños y niñas como mi hija».