Se come un lagarto por una apuesta y muere días después

Se come un lagarto por una apuesta y muere días después
Commons Wikimedia

La familia ha iniciado una cruzada para esclarecer las circunstancias del fallecimiento

LAS PROVINCIAS

No es la primera vez que ocurre. Unos amigos en una fiesta y a alguien se le ocurre poner como reto comer un reptil del jardín. Y la broma acaba en el cementerio.

En esta ocasión, un hombre de 34 años ha muerto en Australia tras comerse un lagarto en una apuesta con los colegas. David D. era padre de tres hijos y en una fiesta de Navidad en diciembre ingirió un 'gecko', en lo que en principio era «un juego». Pronto se sintió indispuesto, pero los médicos lo achacaron a un problema gástrico. Varios días después llegaron los vómitos, las diarreas, la orina negra y la fiebre... Cuando llegó al hospital, murió en el quirófano.

Ahora la familia ha iniciado una cruzada para esclarecer las circunstancias del fallecimiento.

En marzo de 2018 otro joven autraliano quedó tetrapléjico tras comerse una babosa de su jardín.