Un chico de 15 años amenaza con matar a su madre que le riñó por poner la música alta

Un chico de 15 años amenaza con matar a su madre que le riñó por poner la música alta

La Policía Nacional arresta al adolescente en Valencia después de intimidar a su madre con un cuchillo y destrozar la casa a golpes y patadas

J. A. MARRAHÍ

valencia. Los expertos y la propia Fiscalía han alertado en numerosas ocasiones del incremento de la violencia juvenil. La ciudad de Valencia vivió el sábado un ejemplo muy claro de esta preocupante tendencia. La Policía Nacional arrestó a un adolescente de sólo 15 años por amenazar con matar a su madre con un cuchillo después de que ésta le recriminara que la música que escuchaba tenía el volumen alto.

Según indicaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía en la Comunitat, el menor está acusado de un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar por los insultos a su progenitora, por intimidarla con un cuchillo y por romper el mobiliario de su vivienda.

Los hechos se produjeron en torno a las nueve de la noche, en un domicilio del distrito Marítimo de Valencia. De acuerdo con las mismas fuentes, agentes que realizaban labores de prevención fueron comisionados por la Sala del 091 para que se dirigieran a un domicilio donde, al parecer, había un menor que estaba muy agresivo rompiendo toda la casa. Fue la propia progenitora la que, muy a su pesar, se vio en la necesidad imperiosa de telefonear a la Policía Nacional al ver que su propia vida corría peligro ante la violencia exhibida por el menor.

Cada año casi 300 menores son detenidos por malos tratos a sus familiares en la Comunitat

Los policías se dirigieron al lugar con la máxima urgencia. Una vez allí recabaron el testimonio de la víctima. La madre explicó que, media hora antes, cuando llegó a su domicilio, le recriminó a su hijo que tuviera la música alta. Además, añaden las fuentes policiales, «le preguntó por la procedencia de varios objetos que no reconocía como de su propiedad, momento en el que su hijo comenzó a ponerse muy agresivo». En concreto, el adolescente comenzó a dar patadas «a todo lo que encontraba» hasta acabar «rompiendo un cristal y un televisor», detalla la Jefatura Superior. La mujer, aterrorizada al ver a su hijo fuera de sí, llamó a la policía.

En vez de recapacitar y temer las consecuencias, eso todavía empeoró más las cosas. Su reacción fue todavía más violenta. Cogió un cuchillo de la cocina y se dirigió hacia su madre amenazándola presuntamente con matarla. Hasta tal punto se vio acorralada la progenitora que decidió salir corriendo hasta que escuchó cómo su hijo se encerraba en la habitación. El sospechoso, que ya ha superado la edad de imputabilidad penal de 14 años, quedó a disposición de la Fiscalía de Menores.

Según las estadísticas del Ministerio del Interior, casi 300 menores acaban detenidos por malos tratos en el ámbito familiar. En 2017, el último año computado, fueron 270 los arrestados por este delito. De ellos, 207 eran chicos y el resto, chicas, de acuerdo con los datos.