Archivada la causa por homicidio imprudente contra un policía local de Peñíscola

EFE VINARÒS.

Un juzgado de Vinaròs ha sobreseído la investigación abierta por la muerte de un joven que se precipitó desde la muralla del castillo de Peñíscola en la que había un policía local, investigado por un presunto delito de homicidio por imprudencia, pues no queda «debidamente justificada la perpetración del delito». Según el auto, la conducta del policía local no fue contraria a derecho o constitutiva de infracción penal.

Los hechos se produjeron en la madrugada del 3 de febrero de 2018, cuando el investigado estaba de servicio y fue alertado, junto a sus compañeros, de una serie de robos en locales de Peñíscola, por lo que acudieron y se toparon con el joven, que huyó al ver a los agentes. Se inició una persecución y el joven no dudó en abalanzarse sobre ellos con un destornillador en la mano. El investigado hizo uso del arma eléctrica sin que llegara a tocar la pierna del joven. Por ello, «no produjo efecto paralizante», y este «continuó su huida hasta subirse a un muro y saltar al vacío.