La Policía detiene a un hombre por agredir a su ex suegro y apacigua a dos clanes enfrentados

Comisaría de la Policía Nacional de Burjassot-Godella./
Comisaría de la Policía Nacional de Burjassot-Godella.

El arrestado está acusado de herir con una arma blanca al padre de su pareja, que se había marchado de la casa conyugal

LAS PROVINCIAS
LAS PROVINCIAS

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Burjassot a un hombre de 26 años, de origen español, como presunto autor de los delitos de malos tratos y lesiones. El detenido agredió a su ex suegro en una trifulca entre ambas familias tras irse la mujer del agresor a casa de sus padres, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.

Las mismas fuentes añaden que el padre de la mujer tuvo que ser atendido en el hospital con una herida en la cabeza por arma blanca, en la que le practicaron varios puntos de sutura. Los agentes mediaron entre las familias para rebajar la tensión y reintegrar a los dos hijos menores de la pareja a la madre al otorgarle el juez la custodia provisional.

Las investigaciones se iniciaron a consecuencia de los hechos ocurridos en la localidad de Burjassot, en la que tras una reyerta entre dos clanes familiares, una persona tuvo que ser atendida en un hospital con una herida de arma blanca en la cabeza en la que le tuvieron que practicar varios puntos de sutura. La reyerta se originó cuando un hombre junto a su familia fue a buscar a su ex suegro para agredirlo ya que le acusaba de que su mujer se hubiera ido del domicilio conyugal.

Los agentes averiguaron que había una profunda enemistad entre ambas familias originada al parecer, y según la Policía, porque el padre de una mujer, víctima de violencia de género, no aceptaba la relación que tenía su hija con un hombre de la otra familia, ya que presuntamente la maltrataba. Esto originó que la mujer volviera a casa de sus padres tras el último episodio violento.

Durante las investigaciones los policías averiguaron que la familia paterna había entregado los hijos menores al abuelo paterno esa misma mañana antes de que se produjera la agresión, negándose a devolverlos e incluso ocultándolos de manera intencionada, por lo que juzgado de Instrucción de Paterna ordenó la localización de los menores y entrega a la madre a la que le otorgaba la custodia provisional.

Finalmente, tras una complicada negociación, los policías consiguieron que los menores fueran entregados en la comisaría, los cuales se encontraban en perfecto estado de salud, y evitar que ambas familias no tuvieran ningún tipo de contacto entre ellas a fin de evitar un nuevo conflicto. Además, logró que dos días después se entregara el presunto autor de las lesiones que fue detenido. El detenido, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.