Un acusado de abusar de una niña declara que la víctima parecía mayor de edad

El hombre procesado, ayer, en el banquillo de los acusados. / damián torres
El hombre procesado, ayer, en el banquillo de los acusados. / damián torres

El fiscal pide 18 años de cárcel para el procesado y la menor manifiesta que accedió a quedar con el hombre en un parque porque él la amenazó

R. V.

valencia. Un hombre acusado de abusar sexualmente de una niña de 12 años, a la que conoció por internet y obligó con amenazas, presuntamente, a enviarle fotos desnuda, negó ayer los hechos en el juicio ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia. El procesado reconoció que mantuvo contactos con la menor a través de una red social y el programa de mensajería instantánea Skype entre agosto de 2013 y enero de 2014, pero declaró que la joven le dijo que tenía 18 años y él creía que era verdad porque parecía mayor de edad.

El acusado tenía 36 años cuando conoció a la niña través de la red social Tuenti y la agregó a su perfil de whatsapp con la intención de entablar una relación con ella y concertar finalmente encuentros de naturaleza sexual, pese a saber que tenía menos de 16 años, según la Fiscalía. El hombre mantuvo conversaciones con la menor de contenido sexual y le pidió que le enviara fotografías en ropa interior y desnuda de sus partes íntimas, lo que esta hizo al tener miedo de que cumpliera las amenazas de contar a sus padres lo que pasaba, o de llevársela de casa por la fuerza.

Entre diciembre de 2013 y enero de 2014, la menor accedió a encontrarse con él al temer que cumpliera sus amenazas, y se vieron en dos ocasiones en un parque de una localidad del interior de la provincia de Valencia, donde el acusado le tocó los pechos y las nalgas. La víctima declaró en el juicio tras un biombo, confirmó al tribunal que había sufrido tocamientos tras recibir amenazas e incurrió en alguna contradicción cuando contó las veces que había quedado con el acusado en un parque. Una amiga de la víctima también declaró en el juicio y manifestó que al principio creía que su compañera del colegio y el hombre procesado eran novios.

La Fiscalía pidió ocho años de prisión para Miguel Ángel G. C. como responsable de abuso sexual a una menor empleando intimidación; siete años de cárcel por utilizar a menores para elaborar material pornográfico y hacerlo con intimidación; y dos años por obligar a una menor a participar en un comportamiento sexual.

Además, solicitó un año de prisión por difundir material pornográfico para el acusado, al que se le intervinieron 21 cintas de vídeo; libertad vigilada durante diez años, con la obligación de participar en programas de educación sexual; y la prohibición de aproximarse a menos de 200 metros a la menor y de comunicarse con ella durante 20 años. Por su parte, el abogado del acusado pidió su absolución.