Dispara con un rifle de balines a un policía tras atrincherarse en su casa de Llíria varias horas

El individuo fue detenido horas después tras amenazar a los agentes con un rifle de perdigones y una hoz

J. F.

Un individuo se atrincheró ayer por la tarde en un chalé abandonado tras disparar con un rifle de perdigones a un policía local en la partida del Pou de Guisoris en el término de Llíria. El hombre tiene sus facultades mentales perturbadas, por lo que no le habían renovado el carné de conducir, según informaron fuentes policiales. El agente dio el alto a esta persona cuando iba al volante de un coche, pero huyó con el vehículo y se refugió en su casa. Poco después disparó contra el policía, que recibió el impacto en el abdomen, aunque llevaba puesto el chaleco antibalas.

Al lugar de los hechos acudieron con urgencia varias patrullas más de la Policía Local y un grupo de guardias civiles especializados en asaltos a viviendas. También se desplazaron los bomberos, el jefe de la Policía Local de Llíria y un equipo médico del SAMU. El hombre también esgrimió una hoz contra los agentes, que intentaron reducirlo con los dardos de una pistola eléctrica. Tras varias horas de tensión y nerviosismo, así como una negociación para que se entregara, el individuo fue apresado por agentes del Grupo Rural de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil de Valencia.