La Guardia Civil desarticula en la Marina Alta varias plantaciones indoor de marihuana y se incauta de más de 6.000 plantas

Las plantas, en un frigorífico./
Las plantas, en un frigorífico.

Hay 5 detenidos: cuatro hombres de 27, 44, 48, 50 años y una mujer de 33, todos ellos de nacionalidad holandesa

LAS PROVINCIAS

La Guardia Civil de Calpe ha llevado a cabo una importante operación contra el cultivo y elaboración de marihuana, deteniendo a cinco personas y, desarticulando así, este estructurado grupo criminal, que operaba en diferentes poblaciones de la comarca de la Marina Alta. Tras cuatro registros domiciliarios, se han intervenido más de 6.000 plantas de marihuana, de diversos tamaños y fases de crecimiento. Los detenidos han quedado a disposición judicial, en libertad con cargos.

A mediados del pasado mes de octubre de 2016, la Guardia Civil de Calpe tuvo conocimiento de que en las localidades de Calpe y Benissa, se había instalado un grupo delictivo, dedicado al cultivo de marihuana indoor, en chalets ubicados en estas dos poblaciones. Una vez localizado dicho grupo, los agentes investigadores pudieron determinar que estaba compuesto por cinco personas, de nacionalidad holandesa.

Los líderes de la organización eran dos hermanos que residían en una urbanización de lujo a las afueras de Altea, desde donde dirigían los movimientos del resto de los miembros. Los otros tres integrantes del grupo delictivo, residían en viviendas alquiladas por la organización, en las cuales se llevaba a cabo el cultivo de la droga. Estas personas realizaban, a su vez, las tareas de vigilancia de los cultivos y apenas salían de las viviendas, si no era para abastecerse de alimentos.

Tras dos meses de intensa investigación, de ininterrumpida vigilancia de los diferentes domicilios localizados y de numerosos seguimientos sobre los miembros del grupo, se procedió al registro de estas 4 propiedades, sitas en las localidades de Altea, Calpe, Callosa dEnsarriá y Benissa.

En esta última localidad se incautaron 3.438 plantas de marihuana, de entre 20cms. a 15 metros de altura, en diferentes fases de crecimiento, instaladas en tres habitaciones diferentes de la vivienda, habilitadas al efecto.

En el registro de la vivienda de Callosa dEnsarriá, se intervinieron, repartidas por cuatro dependencias de dicha vivienda en cuestión, un total de 2.654 plantas, de entre 25 cm. a 140 metros de altura.

El total de los efectos incautados es de 5.952 plantas de marihuana de tamaño pequeño (de entre 30 a 50 centímetros de altura), 140 plantas de tamaño mediano (en torno a 1-15 metros de altura), 4 vehículos, varios teléfonos móviles, así como gran cantidad de útiles para el cultivo y mantenimiento de las plantaciones (aires acondicionados, ventiladores, temporizadores, luces de alta intensidad, entre otros).

En el domicilio de los jefes de la organización, los dos hermanos, se intervinieron varios planos para construir habitáculos donde ubicar las plantaciones, así como diversa documentación relativa a miembros del grupo delictivo, la cual está siendo minuciosamente analizada por los agentes investigadores.

En esta primera fase de la operación fueron detenidas tres personas, deteniendo en días posteriores, al segundo de los dos líderes de la organización y a otro de los miembros, los cuales se hallaban huidos hasta el momento.

Las 5 personas detenidas son cuatro hombres de 27, 44, 48, 50 años y una mujer de 33, todos ellos de nacionalidad holandesa, a los que se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública (por cultivo y elaboración de drogas) y de defraudación de fluido eléctrico.

Los detenidos han quedado a disposición judicial, en libertad con cargos.

Con la culminación de esta operación se da por desarticulado este grupo, completamente organizado y jerarquizado, totalmente asentado en estas poblaciones de la comarca de la Marina Alta.