Un 'hacker' y una madre delataron al bloguero acusado de pederastia

Un 'hacker' y una madre delataron al bloguero acusado de pederastia

El experto informático descubrió el vídeo grabado por el pedófilo con imágenes de abusos sexuales a un niño que ya ha sido identificado

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA.

La Guardia Civil contó con la colaboración de un 'hacker' y la madre de una niña para desenmascarar al bloguero acusado de pederastia. El experto informático escudriñó el ordenador del presunto pedófilo y encontró un vídeo grabado por Juan R. P., el estudiante de Magisterio encarcelado el pasado miércoles, con imágenes de abusos sexuales a un niño cometidos por el joven universitario.

MÁS INFORMACIÓn

Las indagaciones que realizó el 'hacker' fueron clave para denunciar al bloguero. Según ha podido saber LAS PROVINCIAS, el pirata informático actuó por encargo de una amiga que sospechaba de Juanri, como llamaban al detenido sus amigos y seguidores del blog. Tras conseguir una copia del vídeo, la mujer acudió a la Policía Nacional y la Guardia Civil. Las imágenes eran y siguen siendo la principal prueba que incrimina a Juan R. P., de 25 años, ya que el joven se grabó a sí mismo cuando abusaba, presuntamente, de un niño que ya ha sido identificado. Según las investigaciones del equipo Mujer-Menor (EMUME) de la Guardia Civil, el estudiante de Magisterio tuvo más contactos sexuales con este menor, por lo que está acusado de un delito continuado de abusos sexuales.

Pero la madre que delató al presunto pederasta no tiene ninguna relación ni parentesco con el niño que aparece en el vídeo. Esta mujer se negó a que la imagen de su hija se difundiera en el blog de educación de Juanri, que trató de convencerla para que cambiara de opinión. El joven insistió e incluso la amenazó, presuntamente, para utilizar la foto de la niña en su sitio web, según la denuncia que presentó la madre. Los hechos fueron muy comentados en el colegio privado donde estudiaba la menor, pero el bloguero ocultó el antecedente policial y siguió con su actividad en otros centros escolares de Valencia y otras provincias españolas.

El universitario grababa, almacenaba y distribuía material pedófilo, según las investigaciones. En el registro de su domicilio en la pedanía de Massarrojos, los agentes de la Guardia Civil se incautaron de material informático que contenía fotografías y vídeos de pornografía infantil. El juzgado está pendiente ahora del análisis de los dispositivos intervenidos para tipificar los delitos. El magistrado que instruye el caso decretó prisión provisional para el joven tras tener en cuenta el riesgo de fuga y de reiteración de abusos sexuales a menores.

Juan R. tiene tres antecedentes delictivos por delitos de estafa, amenazas y contra la intimidad e inviolabilidad del domicilio, hechos punibles que cometió entre los años 2011 y 2016 en l'Eliana y la Pobla de Farnals. El presunto pedófilo comenzó sus estudios de Magisterio en una universidad valenciana, aunque de cara a este curso cambió a otro centro, donde se matriculó en el grado de Maestro de Primaria.

La creación de recursos didácticos en forma de vídeos promocionales en su blog le abrió las puertas en muchos colegios privados y concertados en Valencia y otras ciudades de España. El joven visitó en dos años un centenar de centros escolares, cuatro de ellos en el extranjero, aunque algunos rechazaron sus servicios y uno de ellos descubrió que Juanri había falsificado su currículo.