El bloguero encarcelado por pederastia tiene antecedentes policiales

El bloguero encarcelado por pederastia tiene antecedentes policiales

El centro penitenciario de Picassent incluye al joven en un programa de prevención de suicidios y la Guardia Civil investiga si abusó de más niños

JAVIER MARTÍNEZ VALENCIA

El bloguero detenido el pasado lunes por pederastia, Juan R. P., de 25 años de edad, tiene tres antecedentes policiales por delitos de estafa, amenazas y contra la intimidad e inviolabilidad de domicilio, hechos punibles que cometió entre los años 2011 y 2016 en dos localidades valencianas. El presunto pederasta ingresó el miércoles en el centro penitenciario de Picassent, donde ha sido incluido en el programa de prevención de suicidios.

Mientras Juanri, como llamaban al detenido sus amigos y seguidores del blog, pasa sus primeros días en la cárcel, la Guardia Civil continúa el análisis de todas las imágenes y vídeos intervenidos en el domicilio del joven en Massarrojos para determinar si abusó sexualmente de más menores. Como ya informó ayer LAS PROVINCIAS, el estudiante de Magisterio grababa, almacenaba y distribuía material pedófilo, según las investigaciones del Equipo Mujer-Menor (EMUME) de la Guardia Civil de Valencia. Uno de los vídeos confiscados en su casa es la principal prueba que le incrimina, ya que Juan R. aparece en las imágenes cuando abusaba, presuntamente, de un niño que ya ha sido identificado.

Las investigaciones se iniciaron el pasado mes de mayo, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento, a través de una denuncia, que un bloguero podría estar aprovechando su actividad educativa para cometer hechos ilícitos con menores. Los abusos sexuales se produjeron fuera de las instalaciones escolares, pero todo parece indicar que Juan R. se valía de su blog y de los contactos que obtenía, a través de colegios y asociaciones de padres de alumnos, para camuflar sus actividades delictivas.

El secretario general de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Santiago García, afirmó ayer a la agencia Efe que, en los colegios de esta organización, se «le trató como a cualquier persona externa y en ningún momento estuvo a solas con los niños». García explicó que el presunto pederasta «siempre acudía a los colegios, presentándose como un experto educativo especializado en marketing», y ofrecía «potenciar la imagen del centro». Algunos de los centros que visitó buscan cómo eliminar las fotografías de los menores que aparecen en internet y las redes sociales, y varios sopesan emprender acciones legales por el daño causado a la imagen del colegio y el malestar causado a las familias.

El presunto pedófilo comenzó sus estudios de Magisterio en una universidad valenciana, aunque de cara a este curso cambió a otro centro, donde se matriculó en el grado de Maestro de Primaria, si bien en ningún momento llegó a realizar prácticas en colegios. El joven será expulsado si se confirma su procesamiento por un delito continuado de abusos sexuales a un menor.

La creación de recursos didácticos en forma de vídeos promocionales en su blog le abrió las puertas en muchos colegios privados y concertados en Valencia y otras ciudades de España. El siguiente paso fue ofrecer sus servicios a responsables directivos y profesores con un montaje muy cuidado en los vídeos, entrevistas y rankings de centros en su blog. Juan R. visitó en dos años un centenar de colegios y escuelas infantiles, cuatro de ellos en el extranjero, aunque algunos rechazaron sus servicios y uno de ellos descubrió que el joven había falsificado su currículo.

En su cuenta de Facebook y su blog, ya bloqueados, aparecían fotografías de menores y la relación de colegios en los que ofreció sus servicios. Algunos padres que tras ver las imágenes de los niños se quejaron, pero el acusado les remitía a los centros al asegurar que contaba con su permiso. Varios colegios solicitaron la retirada de los archivos subidos a Youtube y remitieron cartas a los padres, trasladando un mensaje de tranquilidad, pues no había constancia de que los hechos investigados afectaran a los alumnos que aparecen en los vídeos.

Fotos

Vídeos