Caen ocho miembros de dos bandas de butroneros que actuaban en Valencia

Material del que se incautaron los agentes. :: lp/
Material del que se incautaron los agentes. :: lp

REDACCIÓN

valencia. Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron el pasado viernes a cinco personas acusadas de pertenecer a una banda responsable de varios delitos de robo cometidos desde principios de este año en diferentes puntos de la provincia de Valencia como Torrent o Guadassuar. Los arrestados, cuatro varones y una mujer de entre 25 y 52 años y nacionalidad rumana, están acusados de ser los presuntos autores, en diferente grado, de delitos de robo con fuerza, robo con intimidación, lesiones y detención ilegal, además de pertenencia a organización criminal, según informó en un comunicado el Instituto Armado.

La investigación se remonta a enero. Los agentes comprobaron que la organización cometía los robos mediante butrones y utilizaba inhibidores de frecuencia para inutilizar el sistema de alarma. Los detenidos actuaban «perfectamente organizados» para perpetrar sus acciones. Mientras unos los llevaban a cabo, otros integrantes de la banda ejercían labores de vigilancia. Para evitar ser sorprendidos mientras transportaban los efectos sustraídos utilizaban dos vehículos distintos con el fin de evadir posibles controles policiales.

Miembros de esta organización cometieron un robo con intimidación en un domicilio de la localidad de Torrent, donde amordazaron y agredieron a sus moradores con dos armas de fuego para sustraerles dinero y joyas. Cuatro de los detenidos fueron arrestados mientras huían en dos vehículos tras de cometer dos robos con fuerza en la localidad de Guadassuar.

En el marco de este operativo se realizaron tres registros domiciliarios en la ciudad de Valencia, en los que los agentes se incautaron de diversos efectos, entre los que destaca cableado de cobre, diversas herramientas y útiles empleados para cometer los robos, teléfonos móviles y los dos vehículos con los que cometían los robos, así como el inhibidor que habitualmente empleaban para inutilizar los sistemas de alarma. El material robado era almacenado en un habitáculo vigilado.

El valor de los efectos sustraídos más los daños ocasionados por los miembros de esta organización ronda los 120.000 euros. Según la Guardia Civil, las investigaciones continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones.

Sorprendidos en el estanco

La Policía Nacional de Valencia, por otro lado, ha detenido a tres personas que fueron sorprendidas mientras realizaban un butrón para robar en un estanco del distrito de Patraix. Se trata de tres varones de entre 27 y 41 años y origen rumano arrestados como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y cuatro robos con fuerza, uno de ellos en grado de tentativa, cometidos en septiembre en establecimientos de Valencia.

En todas estas acciones usaron el método del butrón desde un patio vecino. En el momento de la detención, los agentes intervinieron 1.257 euros, una palanqueta, una piqueta, tabaco y un armero con dos escopetas. En uno de los robos sustrajeron 56.500 euros.

 

Fotos

Vídeos