Hallan una colección de objetos nazis en una habitación secreta

Objetos de Tercer Reich encontrados en Argentina. /D. F. / EFE
Objetos de Tercer Reich encontrados en Argentina. / D. F. / EFE

Las piezas se encontraban en una vivienda de la barriada de Beccar, al norte de Buenos Aires

J. L. ALVAREZ

Efectivos de la Unidad de Delitos Culturales Interpol buscaban objetos de contrabando procedentes de las mafias chinas y se encontraron con una colección de objetos originales del Tercer Reich. El hallazgo tuvo lugar en la barriada de Beccar, al norte de Buenos Aires. La sorpresa de los investigadores fue mayúscula. Al mover los estantes de una biblioteca los agentes encontraron una puerta que daba acceso a una habitación secreta. En lugar de obras de arte y joyas procedentes de robos hallaron la mayor colección de objetos nazis encontrada hasta el momento en Argentina, según destacó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La investigación, iniciada con la colaboración de la Unesco, perseguía el mercado negro de obras de arte. Los policías vigilaban una galería del norte de Buenos Aires y a un coleccionista. El pasado día 8, reunidas todas las pruebas, Interpol procedió al registro de la vivienda del coleccionista, pero en lugar de arte encontró todo un arsenal de objetos nazis.

Son 75 piezas en perfecto estado de conservación. Entre otros objetos hay bustos de Adolf Hitler, puñales con la esvástica, cruces de hierro de primera clase de 1939, un aparato médico utilizado para medir las cabezas y calcular si el individuo era de raza aria, unos lujosos prismáticos, una cubertería, un reloj de arena de gran tamaño, una trompeta, una colección de armónicas de las Juventudes Hitlerianas y la escultura con el águila del partido Nacional Socialista.

Pero el objeto que más ha llamado la atención de los investigadores es la lupa de Hitler. Según explicó al diario 'Clarín' Néstor Roncaglia, jefe de la Policía Federal de Argentina, «hay una foto donde aparece Hitler con la misma lupa». Aunque se trata de un negativo fotográfico, «recurrimos a historiadores que nos dijeron que es la lupa original». Precisamente esta foto no ha sido difundida dada la relevancia que tiene para la investigación sobre la procedencia de los objetos. La principal hipótesis que manejan los investigadores es las piezas habrían llegado a Argentina por medio de alguno de los jerarcas nazis que se refugiaron en el país después de la Segunda Guerra Mundial, como Adolf Eichmann, teniente coronel de las SS y responsable de los operativos de traslados de judíos a los campos de concentración; y Josef Mengele, médico en el campo de concentración de Auschwitz.

Según Roncaglia, la vivienda que ocuparon Mengele y Eichmann en Buenos Aires está muy cerca de la casa del coleccionista de arte. Ahora se trata de averiguar cómo llegaron estos objetos a la habitación secreta en casa del coleccionista de arte. Este quedó en libertad condicional tras ser interrogado por los agentes de Interpol y el juez que investiga la causa.

El Gobierno argentino estudia qué hacer ahora con todos estos objetos nacionalsocialistas. Tras catalogarlos, se barajan diversas ideas, aunque la que tiene más posibilidades de éxito es que la colección acabe en el Museo del Holocausto.

El hallazgo de objetos de los jerarcas nazis que huyeron a Argentina y Chile tras la Segunda Guerra Mundial no es nada nuevo. Hace dos años, un grupo de arqueólogos encontró lo que parece que iba a ser el refugio de los jerarcas nazis, en un lugar boscoso en la localidad de San Ignacio, entre Argentina y Uruguay. Se catalogaron restos de botellas, frascos, pizarras escolares, un casquillo de 9 mm corto, un trozo de cerámica con la inscripción 'made in Germany' y monedas que datan de entre los años 1938 y 1944. La mayoría eran de la Alemania nazi, aunque había varias del Reino Unido y una moneda de cinco pesetas de España acuñada por el régimen de Franco.