Clínica Devesa Valencia

Doctor Devesa: «La confianza entre médico y paciente tiene que ser algo fundamental»

El Doctor Francisco Devesa/
El Doctor Francisco Devesa
Clínica Devesa desarrolla un concepto distinto de centro médico, con una atención inmediata y personal en Medicina Familiar y una línea de Medicina Estética, en la que disponen de injertos capilares y láseres de última generación para el rejuvenecimiento.
EXTRAValencia

Médico de familia, especializado en Tricología y Cirugía Capilar, el doctor Francisco Devesa es uno de los poco más de 40 profesionales médicos que dispone de formación médica para realizar implantes capilares en España. Desde hace unos años encabeza el equipo de Clínica Devesa, un centro médico multidisciplinar con el objetivo de ofrecer una atención integral y de calidad para la prevención, el diagnóstico y dar el mejor tratamiento a los pacientes. Centrados en Medicina Interna Familiar y una línea de Medicina Estética, en la que disponen de implantes capilares y una serie de láseres de última generación para el rejuvenecimiento facial, vitaminas o infiltraciones, Clínica Devesa desarrolla un concepto distinto de medicina privada, con un consultorio internista multidisciplinario que busca una atención inmediata y personal.

–¿Cómo nace el proyecto de Clínica Devesa?

Clínica Devesa nace tras trabajar como médico de familia en la Seguridad Social y ver las carencias que tiene la Salud Pública en cuanto a la atención del paciente: listas de espera interminables, no se hacen las pruebas pertinentes a los pacientes en el momento oportuno, etcétera. No es bueno que desde que se presentan los síntomas hasta que se realice la primera prueba, en el mejor de los casos, pasen 20 días. Clínica Devesa también nace para luchar contra la hipermedicación en la población en general.

–Una de las cuestiones que más valora el paciente es la confianza, una de las puntas de lanza de Clínica Devesa.

–La confianza entre médico y paciente tiene que ser algo fundamental. Eso se consigue escuchando al paciente, haciéndole un buen seguimiento y siempre estando cuando el paciente lo requiere. Nosotros somos muy fáciles de localizar, en el sentido de que cuando el paciente nos necesita, pueden llamarnos. Siempre les digo a los pacientes que la consulta no acaba cuando salen por la puerta, va más allá, ya que cuando pasa un tiempo tienen dudas, inquietudes, se crean nuevas preguntas y temores al hablar con amigos y familiares… Eso hay que resolverlo en el momento. La población en general no sufre solo de la patología en sí que tenga; la incertidumbre que puede causar no contestar a sus dudas es una de las cuestiones que más achaca el paciente en el proceso.

–Es importante esta atención directa y personalizada, sobre todo con el acceso a tanta cantidad de información médica de la que disponemos de manera descontextualizada en internet.

–Hoy en día, más que nunca. El paciente está bombardeado continuamente por información. Te metes en internet y hay cosas que se contradicen, muy alarmantes, excesivas y que provocan que el paciente tenga cierta ansiedad. Estar ahí en un todo momento para comentar con el paciente la situación real y la verdad científica creo que a día de hoy se necesita.

–Otro de los conceptos que más se aprecia es el de la atención.

–En Clínica Devesa el paciente puede contactar con nosotros en cualquier momento a través del teléfono 673169349 o de WhastApp. Esta herramienta de nueva generación la podemos utilizar a favor de este tipo de asistencia médica, permitiendo que el paciente nos pueda consultar cualquier duda y puedas contestarle lo antes posible.

–La mayoría de los pacientes presume mucho de los resultados, sobre todo en tratamientos capilares y de estética. Se valora mucho la naturalidad.

–Cuando se está tratando un implante capilar, siempre hay que hacer un buen diseño adaptado al paciente y a cuestiones como su edad o las expectativas que tiene. Debe ser un diseño personalizado, no puede ser como sucede en países como Turquía, donde con una máquina láser hacen el mismo diseño para todos, da igual el tipo de cabeza que tengas o el tipo de nacimiento capilar que tengas. En medicina muchas veces hacemos tratamientos que tenemos que adaptar a cada paciente porque no siempre le sienta igual a una persona que a otra. El médico debe estar en el momento oportuno para cambiar el tratamiento si se necesita en el momento exacto. En Clínica Devesa hacemos esas modificaciones en tiempo real.

El Doctor Francisco Devesa
El Doctor Francisco Devesa

–¿En qué concepto se basa el proyecto de Clínica Devesa?

–Fundamentalmente, en que el paciente está en su casa. La clínica es su casa y puede venir con toda tranquilidad y comentarnos cualquier cosa. Aquí no hay prisas, que no son buenas compañeras en estos temas. No hay que centrarnos solo en la sintomatología, intentamos ir más allá hablando con los pacientes y no dando fármacos de manera ligera. Solo los recomendamos si los requiere el paciente. La hipermedicación es un error que se comete hoy en día en todos los ámbitos médicos y creo que eso hay que cambiarlo.

–¿Qué diferencia sus tratamientos capilares?

–Sobre todo, la profesionalidad. El implante capilar lo realiza gente cualificada. Yo soy médico especialista en Tricología y Cirugía Capilar, tengo mi experiencia y los conocimientos que avalan un título, algo que es fundamental. En los últimos años se ha abierto multitud de clínicas que desaparecerán en breve, algo similar a lo que sucedió hace unos años con el tema dental. Nos vienen pacientes con muchos problemas rebotados de otros centros con lesiones tanto en la zona donante y la zona receptora, algunos de ellos que no tienen solución. Es una lástima que algo que tiene que ser un proceso médico quirúrgico se haya banalizado de esa manera.

–¿La gente es consciente de lo peligroso que puede ser realizarse un tratamiento médico sin todas las garantías de seguridad?

–Me alegra que la gente esté empezando a tomar conciencia sobre que no puede ir a realizarse este tipo de tratamientos a un país que no está regido por las normas de la Unión Europea y que hace un poco lo que les da la gana. Hay un gran porcentaje de profesionales en países como Turquía que no está especializado y que ni siquiera es sanitario. El gobierno facilitó que entró en el mundo del implante capilar personal que no está cualificado y que se dedicaba a otros sectores como el textil; estaban tejiendo alfombras y ahora están haciendo cirugía capilar. Es un tirón turístico-económico que están aprovechando. Las charlas que se dan en España están convirtiendo el implante capilar en algo más parecido a una cadena de montaje y eso no puede ser ya que cualquier proceso médico merece un respeto que no están cumpliendo.

–También disponen de una línea de Medicina Estética.

–Nuestra clínica nace de un problema que hemos visto de toda nuestra experiencia: hay una gran parte de la población que no se siente a gusto consigo mismo y por ello tiene problemas patológicos. De ahí nace nuestra línea de Medicina Estética con elResurfacing o la despigmentación con lipoláser de última generación. Todo eso hace que el paciente se sienta mejor consigo mismo, emocionalmente está mucho más positivo y con ello conseguimos que disminuya la sintomatología que presentaba y que se consuma menos medicamentos, una de las asignaturas pendientes de toda la Sanidad.

–¿El paciente responde bien a esta apuesta por eliminar la medicación excesiva?

–En efecto. Hay que tener en cuenta de que estamos hipermedicados. Hay pacientes que toman 15 o 20 pastillas y que muchos de sus componentes están presentes en más de una de ellas. Por tanto, estamos consiguiendo una sobredosis que conlleva toxicidad. Si de manera rigurosa, vamos disminuyendo la medicación, conseguimos que el paciente se encuentre mucho mejor.

–La otra gran línea de servicios de Clínica Devesa es la medicina general.

–La línea de Medicina General Interna nace de lo que me hubiera gustado encontrar al ser atendido en la Seguridad Social. No puede ser que para hacer ciertas pruebas se tarde tanto tiempo. Nosotros, en la misma consulta ya hacemos una serie de pruebas como un electrocardiograma, súperimportante para diagnosticar patologías que no dan sintomatología y que pueden ser causantes de infartos o ictus; la toma de constantes con un monitor hospitalario para saber cómo tiene el paciente la tensión o la saturación de oxígeno; una espirometría; un índice de masa corporal… Saber en qué situación está el paciente. Todo eso lo hacemos en la consulta y el paciente gana un tiempo precioso.

Clínica Devesa