Grupo Cres

Novedoso tratamiento para los problemas de artrosis

El doctor Lapuente, responsable de I+D+i del grupo CRES. /lp
El doctor Lapuente, responsable de I+D+i del grupo CRES. / lp
Esta técnica consigue aliviar los dolores y mejorar la movilidad en pacientes afectados en rodilla y cadera
REDACCIÓN

La artrosis es una enfermedad degenerativa, asociada al envejecimiento, que afecta en España a más del 50% de la población, igual o mayor a 50 años, siendo rodilla y cadera las dos principales articulaciones afectadas.

¿Qué síntomas produce?

La gonartrosis o artrosis de rodilla, puede producir muchos síntomas diferentes según el grado y zona de afectación. Si se trata de una artrosis moderada, puede molestar sólo ligeramente al paciente al iniciar el movimiento de dicha articulación, pudiendo referirse el dolor en la cara interna de la rodilla, en la cara externa, en la parte anterior o en toda la rodilla, dependiendo de la zona afectada, pero en grados más avanzados se convierte en una enfermedad discapacitante, que obliga incluso al paciente a tener largos tiempos de reposo, impidiendo una actividad cotidiana normal. Lo mismo sucede en cadera o en el resto de articulaciones que producen dolor.

¿Cómo evoluciona?

La artrosis es una enfermedad degenerativa y como tal, siempre irá empeorando con el tiempo, ya que los tratamientos habituales pueden paliar en parte el dolor pero no solucionan el problema, obligando en muchos casos a poner una prótesis.

La opinión del experto, el doctor Lapuente, responsable de I+D+i del grupo CRES: «Los nuevos resultados que acabamos de conocer afirman categóricamente que el famoso Plasma Rico en Plaquetas no es efectivo en artrosis moderadas y severas que afectan a la población de edad media o superior, dado que en el interior de las plaquetas los factores negativos, tales como las metaloproteinasas o ciertas interleuquinas, son predominantes respecto a los factores beneficiosos, hecho que no suele ocurrir en la gente joven».

Nuevo tratamiento de la artrosis de rodilla.
Nuevo tratamiento de la artrosis de rodilla. / LP

El Dr. Lapuente dirige un grupo de médicos especialistas, bioquímicos y biólogos, todos ellos expertos en Medicina Regenerativa, ubicados en las distintas clínicas CRES y en diferentes departamentos universitarios, y han conseguido demostrar la reducción de dolor y aumento de funcionalidad en la artrosis de rodillas y caderas, usando un trasplante de la llamada fracción estromal vascular del tejido graso, para revertir la inflamación en la grasa intraarticular. «Todos los pacientes sometidos a dicho trasplante de tejido, mejoran el movimiento articular y se disminuye en más del 70% el dolor».

La clave: Las células madre mesenquimales adultas contenidas en la fracción estromal vascular de la grasa. «Las células madre contenidas en la fracción estromal vascular de la grasa son células madre mesenquimales adultas; auténticas fábricas de nanomoléculas señalizadoras, de forma que, cuando las trasplantamos al lugar adecuado de la articulación, controlan la inflamación y optimizan la función articular». Varios estudios internacionales publicados en las mejores revistas científicas del mundo avalan este hecho. (Experimental and Therapeutical medicine, Cell Transplant o Pain Research).

La técnica

Se trata de una técnica simple, realizada por técnicas de microcirugía, bajo anestesia local, sin necesidad alguna de hospitalización, el paciente entra y sale por su propio pie. El Dr. Jarabo, médico especialista del equipo investigador de clínicas CRES afirma que «la técnica es muy segura, prácticamente carente de riesgos, y consigue en breve tiempo disminuir drásticamente el dolor que sufre el paciente, mejorando la movilidad articular, y sobre todo, si se realiza a tiempo, que puede llegar a mejorar la evolución degenerativa de la articulación, que sin duda obligaría a una intervención de prótesis en el futuro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos