Investigan la aparición de restos hospitalarios en el río Júcar a su paso por Cuenca

Investigan la aparición de restos hospitalarios en el río Júcar a su paso por Cuenca

El hospital público de Cuenca descarta que estos residuos procedan de este centro sanitario

J.V. MUÑOZ-LACUNACuenca

Jeringuillas desechables, bisturís, electrodos adhesivos y batas hospitalarias son algunos de los residuos hospitalarios que han aparecido en la ribera del Júcar a su paso por la ciudad de Cuenca. El vertido está siendo investigado por el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil y por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ya que podría proceder del hospital público «Virgen de la Luz», de Cuenca.

La voz de alarma la han dado los colectivos «Ecologistas en Acción» y «Limpiando Cuenca», asociación esta última que lleva meses recogiendo residuos en la capital conquense. «Estos hechos son muy graves no sólo por su impacto en el medio ambiente sino porque se pone en riesgo la salud de las personas y mascotas que pasean habitualmente por la zona», indicó este jueves Carlos Villeta, portavoz del grupo ecologista.

Desde el hospital conquense, el director gerente, Ángel Pérez Sola, negó que estos residuos procedan de este centro «porque el colector del hospital no va en la dirección donde han aparecido esos restos, junto a las tapas de alcantarillado que llevan las aguas residuales, y el protocolo de gestión de estos residuos es muy riguroso y específico».

Parte de estos materiales ya han sido retirados por voluntarios de «Limpiando Cuenca» pero «muchos siguen en la ribera del Júcar porque no queremos arriesgar nuestra salud», según Alejandro Cebrián, portavoz de este colectivo.