Descubren una nueva vacuna para salvar a los chimpancés del ébola

Tres chimpancés en un zoológico de Australia. /
Tres chimpancés en un zoológico de Australia.

Investigadores de la Universidad de Cambridge desarrollan un tratamiento que conseguirá proteger a los chimpancés en peligro de extinción de esta enfermedad mortal

EDURNE MARTÍNEZMadrid

Los chimpancés se contagian de los virus que normalmente afectan a los humanos con mucha facilidad. Por ello, científicos de la Universidad de Cambridge han desarrollado un tratamiento que puede proteger a estos animales en peligro de extinción de virus mortales como el ébola. "La mitad de las muertes entre los chimpancés y los gorilas que viven cerca de las personas se producen por contagio de nuestros virus respiratorios. Lo que para los humanos es un dolor de garganta, para ellos supone en muchos casos la muerte", explica el autor principal del estudio, Peter Walsh, el profesor de Antropología Biológica de la Universidad de Cambridge.

El artículo publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) asegura que las enfermedades infecciosas son una de las amenazas que, junto a la caza furtiva, puede acabar con varias especies de simios africanos en pocos años. De hecho, los investigadores recuerdan que en estas zonas del planeta la malaria y virus como el del ébola han matado a un tercio de la población de gorilas desde 2007. Walsh señala que estas vacunas son el arma fundamental en la lucha por la supervivencia de esta especie.

Sin embargo, recuerda que para probar la efectividad de los tratamientos es necesario el acceso a chimpancés cautivos, un hecho cada vez más difícil porque el Servicio Americano de Pesca y Vida Salvaje (US Fish and Wildlife Service) está trabajando para prohibir todas las pruebas biomédicas en chimpancés en todo el mundo.

Por otra parte, el autor del estudio lamentó que estas vacunas no se puedan probar en humanos porque "aunque muestran un excelente perfil de seguridad e inmunidad", nunca consiguen la licencia para su uso sobre personas. Y es que aunque Estados Unidos autorizó al Instituto Nacional de Salud (NIH) para considerar el valor de la investigación en la conservación de chimpancés en cautiverio, no presentaron las conclusiones sobre el posible impacto en la fauna.

"No entienden que si los laboratorios biomédicos que tienen las instalaciones y el deseo de investigar nuevas vacunas liquidaran a estos animales, no habría ninguna posibilidad de hacer ensayos clínicos para conservar a estos chimpancés", recordó Walsh.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó hoy la muerte de cinco personas en el primer brote de ébola en Sierra Leona, país fronterizo con Guinea, donde se han registrado 157 casos desde el pasado mes de marzo, y donde 101 personas han muerto. Este virus es altamente contagioso por la sangre, los fluidos y por tejidos corporales de las personas o animales infectados.