Las dioxinas en la dieta de la madre pueden causar bajo peso al nacer

Las dioxinas en la dieta de la madre pueden causar bajo peso al nacer

Hasta 120 gramos menos puede pesar el bebé de una mujer que tiene este contaminante en su sangre

REDACCIÓNBARCELONA

Una de las causas del bajo peso al nacer puede ser la exposición de la madre a la dioxina que se encuentra en los alimentos que ingiere, según investigadores de Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL). Las dioxinas son compuestos químicos contaminantes que persisten en el ambiente y se acumulan, entre otros lugares, en el tejido adiposo de los animales, por donde lo ingiere el ser humano en el 90% de los casos, según la Organización Mundial de la Salud.

Los investigadores del CREAL han observado que la dieta materna está asociada con la actividad de las dioxinas en la sangre materna durante el embarazo y la exposición prenatal, después de evaluar cuestionarios de frecuencia alimentaria sobre la dieta de mujeres embarazadas de Grecia, España, Reino Unido, Dinamarca y Noruega, junto a la dioxina analizada en 604 muestras de sangre materna recogidas en el parto.

"Las madres que consumieron alimentos con altos niveles de dioxinas tenían, en promedio, bebés con alrededor 120 gramos menos que aquellas que consumieron alimentos con bajos niveles de dioxinas", afirma el doctor Manolis Kogevinas, codirector del Creal e ISGlobal.

Dieta de las embarazadas en España

El estudio NewGeneris mostró que los niveles de dioxinas de los alimentos en las madres de España y Dinamarca eran más altos que los de las mujeres de Grecia, Noruega y el Reino Unido, lo que está muy relacionado con la dieta de estos cinco países: la puntuación de la dioxina-dieta se caracteriza por el alto consumo de carnes rojas y blancas, de pescado magro y graso, productos lácteos bajos en grasa y un bajo consumo de galletas saladas y queso con mucha grasa durante el embarazo.

Las conclusiones son dos: por una parte, se deben desarrollar guías alimentarias actualizadas para las mujeres en edad reproductiva, con el objetivo de disminuir la exposición dietética a los contaminantes orgánicos persistentes como las dioxinas y compuestos similares a éstos que, aunque se encuentran en muy bajas concentraciones en el medio ambiente, son muy tóxicas.

Por otra parte, se debe aumentar la protección del suministro de alimentos, con medidas en el origen para reducir la emisión de dioxinas, y la imposición de buenos controles y prácticas durante la producción primaria, procesamiento, distribución y venta.