Desarrollan una lengua electrónica para detectar el alzhéimer

Desarrollan una lengua electrónica para detectar el alzhéimer

El sistema se suele usar en la industria alimentaria pero será útil para el diagnóstico precoz de enfermedades

REDACCIÓNvalencia

Actualmente, la enfermedad del alzhéimer se detecta mediante técnicas de diagnóstico clínico y neuroimagen, que suelen ser invasivas y molestas para el paciente, por lo que un grupo de investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria de La Fe y de la Universitat Politècnica de Valencia realizan un estudio para detectar precozmente la enfermedad, llamado AlzhDiag, que aplicará técnicas de resonancia magnética nuclear y lenguas electrónicas voltamétricas. Esta última es una técnica electroquímica que mide la intensidad eléctrica. Se ha aplicado al control medioambiental y a la industria alimentaria, de allí que se conozca como lengua electrónica, y sirve para reconocer patrones gracias a un trabajo estadístico que analiza los resultados.

En el sistema que se desarrolla se utilizarán muestras de líquido cefalorraquídeo, para obtener patrones característicos que puedan ser relacionados con la existencia de la enfermedad y ofrecer una aproximación diagnóstica. El proyecto se encuentra en una primera fase.

Queremos comprobar la alteración que hay en el líquido cefalorraquídeo de pacientes con diagnóstico de enfermedad de alzhéimer y pacientes con hidrocefalia crónica del adulto, y compararlo con las alteraciones en sangre, para que en un futuro esta prueba diagnóstica se realice con una simple analítica sanguínea", según explica la doctora Inma Galeano, neurocirujana y responsable del proyecto por parte del IIS La Fe. Debido a que la enfermedad empieza entre 10 y 15 años antes de los primeros síntomas, existe la necesidad de sistemas de diagnóstico certero que facilite la actuación terapéutica lo más precoz posible para prevenir o retrasar el deterioro cognitivo y poder actuar incluso antes de la aparición de los síntomas.

En la búsqueda de nuevos biomarcadores

La investigación, que cuenta con la colaboración de un grupo de la Universidad del País Vasco, encabezado por Félix Sancenón, del Instituto de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico, procura encontrar nuevos biomarcadores que permitan diferenciar el alzhéimer de otros tipos de demencias o de pacientes sanos, tanto al inicio como en otros estadios de la enfermedad, lo que permitiría aumentar la calidad de vida y contribuir al ahorro asistencial, ya que solo en España existen 400.000 personas con alzhéimer y otros 600.000 aproximadamente que sufren de demencia. La lengua electrónica que se está desarrollando serviría para diagnosticar al 86 % de las demencias que se manifiestan con síntomas clínicos de alzhéimer.