Los bebés prematuros tienen más riesgo de padecer asma

Bebé en incubadora de la Unidad de Prematuros del Hospital de Txagorritxu./
Bebé en incubadora de la Unidad de Prematuros del Hospital de Txagorritxu.

Las enfermedades pulmonares en bebés de escaso peso al nacer tienden a persistir durante toda la vida

REDACCIÓNmadrid

Los niños prematuros presentan, comparados con aquellos nacidos a término, un riesgo un 46% superior de presentar asma o sibilancias durante su infancia, y en el caso de los niños nacidos antes de la semana 32 de gestación, el riesgo de asma o sibilancias fue hasta 3,1 veces superior, según los resultados de un estudio, desarrollado por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Maastricht (Países Bajos), y presentado por el profesor Luc Zimmermann, presidente de la Sociedad Europea de la Investigación Pediátrica (ESPR) y coordinador del departamento de Pediatría de este centro.

Según la investigación, que analiza 30 estudios de carácter epidemiológicos ya publicados de 6 continentes y llevados a cabo con la participación de 1.543.639 niños, la razón para este mayor riesgo obedece a que las consecuencias pulmonares del parto prematuro tienden a persistir durante toda la vida. Este riesgo aumenta en función del grado de prematuridad.

Más estudios para lograr mejores terapias

El profesor Zimmermann sostiene que este trabajo proporciona toda una evidencia según la cual la prematuridad es un factor de riesgo para el desarrollo de sibilancias o asma, según expresó en Madrid en la VIII edición del encuentro Hot Topics en Neonatología, una reunión anual organizada por AbbVie, en colaboración con la Sociedad Española de Neonatología (SENeo), y coordinada por el doctor Manuel Sánchez Luna, jefe de Servicio de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y Presidente de la Comisión de Estándares de la Sociedad Española de Neonatología. Las conclusiones, publicada en la revista PLoS Medicine, mantienen que, dado el incremento de la supervivencia global proyectada para los nacimientos prematuros, las nuevas investigaciones deben dirigirse hacia la comprensión de los mecanismos subyacentes para, posteriormente, trasladar esos conocimientos al desarrollo de intervenciones preventivas y terapéuticas.

La displasia broncopulmonar, relacionada con los recién nacidos de muy bajo peso al nacer y especialmente con aquellos con pesos extremadamente bajos, es una enfermedad pulmonar crónica que, como consecuencia de múltiples factores, añadidos a la inmadurez de la vía aérea, provoca una disminución del crecimiento pulmonar, tanto de la vía aérea como de los vasos pulmonares, dando lugar a una limitación en la función respiratoria de grado variable.